Para el 2017, se calculaba que en el mundo había alrededor de 8,800 empresas del ramo, las cuales administran activos de aproximadamente 870,000 millones de dólares, es decir, cerca de 1.2% del PIB del planeta

La aplicación de soluciones tecnológicas para mejorar los servicios financieros (fintech) ha tenido un repunte importante en los últimos años. Además, ha sentado la bases para seguir avanzando a un ritmo acelerado e irreversible. Ciertamente, se trata de una revolución de escala mundial. Para el 2017, se calculaban alrededor de 8,800 empresas del ramo fintech, las cuales administran activos de aproximadamente 870,000 millones de dólares, es decir, cerca de 1.2% del Producto Interno Bruto del planeta.

En el caso de México, el estudio realizado por Bancomext y ProMéxico, México: Nación Fintech, concluyó que el país es el ecosistema más favorable para el desarrollo de empresas y servicios fintech en la región, debido al crecimiento acelerado de empresas del sector, la variedad de sus servicios, las iniciativas y proyectos que se han desarrollado para fomentar su uso y la atracción de inversiones. Todo esto enmarcado en una legislación nacional de vanguardia.

Visto en números, México es el que mayor capital extranjero ha captado en América Latina entre el 2016 y el 2018, en materia de fintech. De las 334 empresas que existen en el sector, 17% tiene operaciones internacionales: 46 operan en América; seis, en Europa, y dos, en Asia; 214 han recibido fondeo de capital extranjero, siendo los principales inversores: Estados Unidos, Reino Unido, Israel y Brasil.

Ahora bien, el campo de las pensiones se ha convertido en un espacio idóneo para desarrollar importantes avances en la materia. Entre las razones que han permitido la profunda penetración de la tecnología en el campo de las pensiones destacan al menos dos cuestiones.

La primera tiene que ver con un asunto generacional. Las generaciones denominadas digital natives, es decir, aquellas menores de 45 años, versadas en el uso natural e intensivo de dispositivos móviles y tecnología, representan 33% de la población económicamente activa en la actualidad, y alcanzarán 70% en el 2025. Conforme esta generación madure, hacia el 2050, su consumo de servicios financieros digitales evolucionará hacia servicios de jubilaciones y pensiones, lo que indica oportunidades importantes en el desarrollo de tecnologías como gestión de finanzas personales y gestión de finanzas patrimoniales.

La segunda razón está relacionada con el fortalecimiento de esquemas de pensiones de capitalización individual. Para el 2018, se estima que alrededor de 43 países mantienen, en alguna medida, un sistema de este estilo, dada la insostenibilidad de los esquemas de reparto, producto del cambio demográfico y del incremento en las esperanzas de vida de la población. Si bien los sistemas de capitalización individual sobresalen por ser sostenibles, su éxito demanda un involucramiento activo del individuo. Es importante que las personas tomen decisiones claves respecto a su retiro, como cuánto ahorrar, quién administra el ahorro, cuándo jubilarse, entre otras cuestiones relevantes. En este escenario, las fintech han cobrado mucha relevancia, porque han sido funcionales para facilitar e incentivar un papel más activo de las personas en la preparación financiera de su retiro.

Así pues, las fintech llegaron para revolucionar el campo de las pensiones en el mundo. Sin embargo, es responsabilidad de todas las personas velar porque esta transformación se haga apegada al bienestar de los ciudadanos.

Por eso, es necesario que esta ola de cambios se encauce a través de diversas vertientes:

• Acceso a servicios financieros.

• Diseño adecuado a las necesidades de las diferentes poblaciones.

• Protección efectiva de los consumidores, no sólo a través de mecanismos que atiendan demandas y quejas, sino garantías de transparencia y fácil acceso a la información completa e inteligible.

• Reforzamiento de la educación financiera y tecnológica, que permita un involucramiento consiente e informado de las personas en el mercado financiero.

México ha avanzado mucho en materia de fintech, pero aún queda mucho camino por explorar. En las próximas ediciones, elaboraremos en las tendencias más importantes que están definiendo la relación entre fintech y pensiones.

Para obtener mayor información sobre el sistema de pensiones visite la página de Internet: www.amafore.org