La frase generalizada de miles de derechohabientes del Infonavit se repetía por todas partes: “pago y pago y no dejo de pagar”.

El nuevo director de la institución, Carlos Martínez, la escuchó cientos de veces y lo llevó a buscar el origen del problema.

Resultó que millones de mexicanos que contrataron créditos en veces salarios mínimos se convirtieron en una tortuosa, creciente y casi infinita obligación de pago.

En el colmo del absurdo, tales créditos llegaron a incrementarse hasta 8, 9 y 10 veces el monto original del préstamo, aunque ¡llevaban 15 años pagando! En algunos otros, mucho más.

En un caso extremo, un acreditado en Campeche obtuvo un crédito por 250,000 pesos y con el tiempo su saldo ¡creció a 5 millones de pesos!

Salario del miedo

En el fondo, el problema refleja una realidad del mercado laboral mexicano, en el que los salarios no crecen.

Este grave problema social de créditos crecientes se origina, fundamentalmente, en la inmovilidad de los salarios.

Aunque también es cierto que el modelo del crédito proyecta el crecimiento laboral de los trabajadores.

Lo que pasó es que la carrera salarial al alza de los trabajadores simple y sencillamente no ocurrió.

Y los trabajadores, con todo y el creciente monto de sus deudas, no dejan de pagar para mantener lo que la mayoría considera sagrado: “la casa”; “el hogar”.

El diagnóstico

Por mucho tiempo, miles de trabajadores han mantenido un salario de alrededor de 7,000 pesos, con lo que en términos reales perdieron su poder adquisitivo, por el efecto de la inflación, y al mismo tiempo el saldo de sus créditos se actualizó con los aumentos al salario mínimo, primero, y a partir del 2016 con la Unidad de Medida y Actualización (UMA).

Esto llevó a que se separaran la “curva teórica del comportamiento del crédito” respecto del comportamiento real del mismo.

Resultó en una combinación fatal para los acreditados que con el tiempo se dieron cuenta de una realidad que sintetizan en una frase “pago y pago y no dejo de pagar”.

Y resultó que los más afectados son los que menos tienen; los de menores ingresos.

La nueva administración del Infonavit encontró que tiene a la fecha 5.5 millones de créditos activos.

De ese total, 3.9 millones están en veces salario mínimos y de éstos, casi 1 millón de trabajadores están en esta situación, donde las curvas teóricas y reales se separan.

Ahí en donde los saldos son muy superiores al monto del crédito original.

La solución

Frente a esa realidad, el organismo encontró una solución que está comenzando a aplicar a través del Programa Responsabilidad Compartida —cuyo nombre nace de la intención de fomentar la cultura del sí pago— para eliminar de un tajo la negativa dinámica de crecimiento desorbitado de los créditos Infonavit en veces salarios mínimos.

Se basa en un conjunto de ejes: 1- descuento al saldo de 55% en promedio; 2.- pagos y tasa fija (congela de manera implícita el saldo del crédito); 3.- apoyo al pago, y 4.- certidumbre y planeación de las finanzas familiares.

Se fijaron criterios muy claros para beneficiar a los que menos tienen y más lo necesitan, que ganan menos de cuatro salarios; que tuvieran más de 40 años de edad y que debieran 1.5 veces más de lo que originalmente habían contratado. Se trazó la ruta y se programaron las etapas de aplicación. En la primera el programa se focaliza en 194,000 trabajadores a los que se les hará un descuento a su saldo de 55%, y se les ofrecerá un esquema de pagos y tasa fija en pesos. El promedio de descuento al saldo individual de sus créditos será de 250,000 pesos.

En suma el Infonavit aplicará 47,507 millones de pesos de las reservas que venía acumulando para los créditos impagables.

Contablemente el activo neto del Infonavit quedará intacto. Al final ya se contabilizaban como un gasto para los créditos que no terminaran de ser pagados.

La intención es atender a 800,000 derechohabientes a lo largo del sexenio. Y en un par de años adicionales, de mantenerse el programa se podría cubrir a la totalidad.

Desde el año 2012 con el cambio de la ley, podía haberse enfrentado el problema.

De hecho, la solución al problema se intentó en las dos últimas administraciones, con Alejandro Murat primero y David Penchyna después. Penchyna comenzó a otorgar créditos en pesos y eliminó el esquema de veces salarios mínimos. Pero será con este programa con el que se planea resolver definitivamente el problema.

Carlos Martínez está enfocado en eliminar el problema y además dar un nuevo impulso a la institución con una profunda reestructura organizacional para avanzar hacia el gobierno corporativo y su modernización tecnológica. Pero sobre esto último le platico en otra ocasión.

ATISBOS

INFLACIÓN.- La inflación registró su nivel más bajo en dos años y Banxico, gobernado por Alejandro Díaz de León, decidió mantener sin cambios su tasa de referencia en 8.25 por ciento. Con la participación de los dos nuevos subgobernadores, Gerardo Esquivel y Jonathan Heath, la Junta de Gobierno del banco central por segunda ocasión consecutiva toma su decisión de política monetaria de manera unánime.

Entre las preocupaciones de Banxico destacan los retos financieros de Pemex.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.