En la primera parte comenté el panorama general de la problemática que tienen los productores de Sinaloa con los cultivos anuales y de cómo el cultivo de espárrago se convirtió en una alternativa para la zona norte de Sinaloa; en esta segunda parte, comentaré de manera general la estrategia que sigue FIRA como entidad de fomento que busca impulsar la producción a través de sus productos y servicios

En México, la cosecha del cultivo de espárrago se desarrolla a lo largo del año con picos de producción durante los meses de diciembre a abril; en estos cinco meses se obtiene más de 70% de la oferta disponible para los mercados nacional y extranjero.

Además, el valor de la producción de una hectárea de este cultivo equivale a 25.5 hectáreas de maíz, de ahí su importancia económica para los productores.

El rendimiento promedio del espárrago en México es de 9.28 toneladas por hectárea, por lo que existe la oportunidad de continuar aumentando su rendimiento.

Derivado de los bajos precios en los granos y los problemas para su comercialización, FIRA promueve desde hace más de un año y medio en Sinaloa la reconversión de cultivos, impulsando a los pequeños y medianos productores para que sean punta de lanza en esta estrategia, ya que este perfil de productores es el que tiene más problemas para desarrollar un nuevo cultivo debido a la falta de asesoría técnica y apoyo financiero.

Por otro lado, FIRA otorga financiamiento a los diferentes actores de la red de valor, es decir, a los proveedores de insumos como fertilizantes, pesticidas, semillas, material de empaque y distribuidores de maquinaria y equipo, entre otros.

La participación de FIRA ha logrado, a través de las dispersoras de crédito, impulsar el crédito para el establecimiento y mantenimiento del cultivo de espárrago entre los productores que requieren establecer un mínimo de 5 hectáreas, debido a que son los pequeños y medianos productores los que tienen mayor problema en conseguir líneas de crédito directas con los bancos.

México cuenta con ventajas comparativas para la producción de espárrago de alta calidad y precio competitivo. Nuestro país posee las condiciones agronómicas necesarias para la óptima producción de frutas y hortalizas y el apoyo de entidades como FIRA para desarrollar un mercado para el cultivo del espárrago representa una gran oportunidad para la diversificación productiva en productores de menor escala.

*Juan Carlos Barrera Hernández es promotor en la Agencia de FIRA en Los Mochis, Sinaloa. La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]