A menos de 24 horas de haberse dado a conocer la noticia de la supuesta muerte de Osama bin Laden, Twitter está que revienta: registró 4,000 tweets por minuto durante las 24 primeras horas, que hablan sobre el tema.

Nada casual. Antes de que el Presidente de Estados Unidos diera el anuncio oficial, el jefe de personal del exsecretario de Defensa Donald Rumsfeld de Estados Unidos, Keith Urbahn @Keithurbahn, logró dar el primer informe con la frase:

Me ha dicho una persona con buena reputación que han matado a Osama bin Laden. Hot damn . En menos de una hora, el mensaje había sido replicado más de 100,000 veces.

Pero lo que parece insólito es la narración, vía Twitter, de Sohaib Athar @ReallyVirtual, un consultor en tecnología que habita en Abbottabad, en donde se produjo la misión militar que dio muerte a Osama. Según sus propias narraciones, nunca supo qué estaba pasando en realidad, él sólo se limitó a quejarse de los helicópteros que no lo dejaban dormir, y más adelante, se asomó a ver qué estaba pasando.

Sus narraciones en 140 caracteres le dieron, en un abrir y cerrar de ojos, 50,000 seguidores en Twitter, y asegura que no ha logrado descansar gracias a que infinidad de medios de comunicación y personajes, lo han contactado a través de esta red social, incluyendo Reuters, AP y grandes cadenas de televisión.

Soy sólo un twittero despierto en el momento del ataque , confesó. No hay muchos usuarios en Abbottabad, ellos están más en Facebook. Esto es todo , dijo.

El fenómeno ha sido tal, que se dice, que incluso la casual falla de ortografía entre Osama y Obama, que ha dado origen a titulares chuscos, corridos y erratas, ha logrado mayor popularidad en tweets que los eventos mediáticos del fin de semana: la Boda Real, la beatificación de Juan Pablo II y hasta la muerte del escritor argentino, Ernesto Sabato.

Se estima que en Twitter, menos del 10% de usuarios (quizás 20 millones de personas, muchas de ellas que respaldadas por medios de comunicación, empresarios, intelectuales y líderes de opinión) son los que escriben los mensajes, y que el resto sólo los lee y replica (o mejor dicho, retwittea).

De ser así, la estrategia del gobierno de Estados Unidos, de "aventar" primero el mensaje vía Twitter, cumplió su cometido: ya tienen a todos los medios e individuos hablando del tema, ¡y sólo en cuestión de segundos!

¡Vaya estrategia de comunicación!

P.D. Dan Zarrella, especialista en analizar redes sociales y motores de búsqueda, ya se dio a la tarea de analizar los tweets que hablan sobre la muerte de Osama. La gráfica que ilustra este blog es parte de su análisis, que puede consultar directamente en este link.