La frase, citada de memoria, es de Carlos Monsiváis, escritor y hombre de izquierda, defensor de las mejores causas. La luz de su inteligencia y la claridad de su pensamiento le hacen falta al país y, sobre todo, a la cuarta transformación porque están sucediendo cosas contradictorias por decir lo menos.

Un comunicado interno de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) que llegó a hacerse público y que a la letra dice: “Como se estableció y fue definida la identidad del Gobierno Federal (¡!) y con acuerdo de nuestro Director General, comunicamos a todos (sic incluyente) ustedes: 1.- Todos los oficios deberán traer en la parte superior izquierda (sólo los conservadores usan la parte superior derecha) y después del logotipo de la SCT la imagen de Emiliano Zapata. 2.- Se suspende el uso de la frase ‘Sufragio Efectivo. No reelección’”.

El primer punto no es extraño porque como dio a conocer el presidente López Obrador al comenzar el año, 2019 estará dedicado a homenajear a Emiliano Zapata. La dedicatoria me recuerda al presidente Luis Echeverría, quien designó a 1972 como el Año de Juárez. Creo que esto inspiró a los priistas para bautizar los últimos once meses de cada sexenio como el Año de Hidalgo: “chingue a su madre el que deje algo”. Luego dedicaron el penúltimo año del periodo gubernamental al Año de Carranza, “porque el de Hidalgo no alcanza”. Habrá quien diga que ambas nominaciones fueron una broma. Pero entre broma y broma la verdad se asoma.

Lo que sí llama la atención, sobremanera, es el punto dos: la abolición en la papelería oficial del lema maderista: “Sufragio Efectivo. No reelección”. Aquí sí, como diría el clásico, siento ñáñaras.

Aunque la Dirección General de Comunicación Social de la Presidencia de la República manifestó que envió una fe de erratas a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, para que retirara de la imagen del Caudillo del Sur la sentencia acuñada por Francisco I. Madero, eso no basta, el documento que ordena la supresión del enunciado está impreso y trascendió al público, mientras que la fe de erratas sólo es una dudosa explicación extemporánea.

En mi opinión, el suceso es grave, dado que los adversarios de AMLO se han dedicado a propagar que entre los planes del tabasqueño está la idea de la reelección y la perpetuación en el poder. El documento que pide la eliminación del apotegma de don Panchito puede ser calificado como el primer paso hacia la realización de este proyecto.

En otro orden, la revista Proceso de esta semana trae una entrevista con Paco Ignacio Taibo II, admirado escritor mexicano —lo subrayo— al que he recurrido para explicarme algunos pasajes de la historia de México. Su creación Héctor Belascoarán Shayne, está junto a Pepe Carvalho, Mario Conde y Erik “el zurdo” Mendieta, en el elenco de mis detectives favoritos.

En su carácter de funcionario público —Director del Fondo de Cultura Económica— declaró: “El pueblo, dijo Andrés, gobierna hacia la izquierda”, y nosotros somos parte del proyecto. Le dijo: “No gobiernes hacia la derecha, no gobiernes hacia el pasado... el abuso de poder, la doble moral, la corrupción”. El que escribe, simple ciudadano, está de acuerdo con lo anterior y por eso votó por López Obrador. Pero he observado que el gobierno de Andrés Manuel ciertos días es de centroizquierda y otros —obligado por las circunstancias del país— es de centroderecha. Además no creo que todos sus colaboradores sean de izquierda como Taibo II. ¿Se es de izquierda cuando se tiene un departamento en Houston? Por esto y muchas cosas más pienso que Paco exageró al expresar: “¡Hay una revolución en este país, hombre!”.

También siento admiración, como actriz, directora y escritora de agudas sátiras, por la senadora morenista Jesusa Rodríguez, quien aprovechó el Día de la Mujer para hacer la apología de las hembras: “No debemos olvidar en el día de la mujer a las hembras de todas las especies que están siendo explotadas por la industria alimenticia de una forma brutal, todas las hembras de todas las especies merecen vivir, son iguales a los humanos, todos somos iguales, todas somos iguales, las vacas, las puercas, las burras y tenemos que tener igual respeto e iguales derechos”. Este redactor considera que el hecho de ser vegetariana o vegana no hace a una persona dueña de la verdad. Otra cosa, ¿qué pasa con los toros, los puercos y los burros? ¿Esos sí merecen ser sacrificados? ¿Y el hombre, el varón masculino, no merece tolerancia e inclusión?

Un pañuelo verde en su curul, símbolo de la lucha de las mujeres que están en pro de la interrupción del embarazo y de su derecho a decidir, causó el enojo de la senadora Lilly Téllez, quien anunció que presentará una iniciativa para criminalizar el aborto. ¿A qué partido pertenece Lilly? ¿Al PAN? ¿A lo que queda del PRI? No, ella representa a Morena. (¡!)

Mi subconsciente me ordena finalizar con lo que Salvador Dalí dijo de Pablo Picasso. “Picasso es pintor, yo también. Picasso es español, yo también. Picasso es comunista, yo tampoco”.

[email protected]

Manuel Ajenjo

Escritor y guionista de televisión

El Privilegio de Opinar

Guionista de televisión mexicano. Conocido por haber hecho los libretos de programas como Ensalada de Locos, La carabina de Ambrosio, La Güereja y algo más, El privilegio de mandar, entre otros.