¿Qué tan preparado está México para enfrentar una crisis?

De acuerdo con las primeras declaraciones del actual secretario de Hacienda, Arturo Herrera, México está preparado para enfrentar la peor crisis.

Cuando relevó a Carlos Urzúa en la institución responsable de las finanzas públicas, Herrera dijo que México tiene los recursos para enfrentar la peor crisis que podríamos tener.

También aseveró que México estaba muy lejos de una recesión.

Los datos oficiales de Inegi le dieron la razón al nuevo secretario de Hacienda.

En los primeros días de agosto, cuando difundió el comportamiento del PIB al cierre del segundo trimestre del año, se registró una tasa de 0.2% con lo que efectivamente no se concretó lo que la mayoría de los analistas económicos anticipaba: que la economía mexicana caería en recesión.

Sin embargo, el dato dejó claro que la economía mexicana no estaba tan lejos de la recesión. Aunque sí lejos de una recesión profunda o una caída de la economía de 5 por ciento. En realidad, como titular de Hacienda, repitió lo que como subsecretario de la dependencia ya había dicho frente a inversionistas que convocó la agencia calificadora Fitch.

Chaleco antibalas

En esa reunión dijo que México tiene los recursos para enfrentar “la peor crisis que podríamos tener”.

También advirtió que no se puede utilizar “ese colchón” porque no hay reglas claras que definan cómo hacerlo.

Recordó que el país ha visto tres crisis graves en los últimos 100 años. Todas caídas de 5% en el Producto Interno Bruto (PIB).

Si hubiera una caída de la actividad económico altísima, de 5%, el impacto en los ingresos públicos sería de 1%del PIB, calculó.

Ante un escenario similar, dijo Herrera, el país tiene un “chaleco antibalas”, entre ellos el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP), que asciende a 280,000 millones de pesos.

Al FEIP —dijo en esa ocasión— hay que sumar la línea de crédito flexible con el Fondo Monetario Internacional por 74,000 millones de dólares y 178,000 millones de dólares de las reservas internacionales del Banco de México.

Política contracíclica

Adicionalmente es necesaria una política contracíclica, aunque por el momento el país no tiene los recursos para implementarla.

El hoy secretario de Hacienda advirtió: “Sí tenemos fondos muy importantes, pero están asociados a los ingresos públicos y los que tienen que estar operando son aquellos que cuando estás en una recesión, se amplíen”.

En consecuencia, lo que urge, atendiendo lo que dijo Herrera, es que se escriban y aprueben las reglas respectivas para que se pueda utilizar el “chaleco antibalas”.

Por lo que está ocurriendo en el plano internacional, es muy probable que en poco tiempo habrá la oportunidad de confirmar o no la expresión del funcionario público.

Y es que los vientos de una recesión global están soplando fuerte y de hacerse realidad, la economía mexicana, con el gobierno que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, podría enfrentar una severa prueba de fuego.

Recesión, fantasma global

El fantasma de una recesión global cimbró ayer a los mercados y, los de México no fueron la excepción.

La Bolsa mexicana cayó a su peor nivel en más de un lustro y acumuló una pérdida superior a 7% en lo que va del año.

El peso registró su segunda mayor caída del año al ubicarse, en su cotización frente al dólar, en 19.72 unidades por divisa estadunidense, de acuerdo con datos de Banco de México.

Observó una pérdida de casi 34 centavos.

Fueron dos los datos económicos que cimbraron a los mercados mundiales.

La producción industrial de China creció 4.8% frente a un pronóstico de 6% y el Producto Interno Bruto de Alemania decreció -0.1 por ciento.

Tales datos generaron una rápida y gigantesca imagen mundial con la negra imagen de las letras que dicen recesión.

La preocupación por una inminente recesión en Estados Unidos, derivada de la inversión en la curva de los bonos de largo y corto plazo, venía acrecentándose con la guerra comercial que enfrenta con China.

Cayeron las bolsas de Estados Unidos y Europa y contagiaron con sus números rojos a la mayoría de los mercados de renta variable en el mundo.

ATISBOS

COMISIONES.- En las próximas horas o días el presidente de la República podría anunciar el acuerdo entre las autoridades hacendarias, el órgano regulador: la Consar y el conjunto de las afores, agremiado en la Amafore, para reducir el monto de las comisiones que cobran a los trabajadores por invertir sus recursos.

La intención del regulador, encabezado por Abraham Vela, ha hecho un gran trabajo para trazar el camino y reducir las comisiones de 0.97 a 0.70 en un proceso paulatino.

El tema es de extrema relevancia para aumentar el ahorro de los trabajadores y si algo desea el jefe del Ejecutivo es que aumente el ingreso de los que menos tienen.

Aseguran quienes están cerca que es un asunto que está a punto de cocción, a pesar de las inquietudes de algunas de las afores que han cabildeado para oponerse a lo que parece inexorable: la disminución de las comisiones. A ver.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.