Cuando las personas piensan en el estilo de vida de los millonarios, inmediatamente se vienen a la mente imágenes estereotipadas que incluyen mansiones, autos de lujo, yates y una vida glamorosa que todos envidiamos.

Es cierto que algunos viven así, particularmente quienes ingresan varios millones de dólares por año: estrellas de cine, deportistas de altísimo nivel o los dueños de algunas de las empresas más grandes del mundo. Pero muchísimos millonarios en realidad llevan un estilo de vida muy simple: van a trabajar, ahorran, viven en propiedades modestas y sus autos no son de último modelo. Es más: son millonarios y no lo parecen. Han construido y logrado un patrimonio con mucho esfuerzo y disciplina, a través del ahorro constante y la inversión inteligente. Son gente como nosotros, nada más que han logrado manejar mejor su dinero.

La realidad es que casi nadie puede aspirar a tener un estilo de vida como los millonarios famosos. Incluso si nos sacáramos el Melate, se nos acabaría el dinero relativamente rápido si quisiéramos vivir así.

Pero todos podemos aspirar a ser millonarios si aprendemos a manejar nuestro dinero. Si ejercemos un gasto consciente. ¿Sabías que, en Estados Unidos, el millonario promedio gasta menos en alimentación al mes que una familia de clase media? Hay estadísticas que así lo demuestran. Son millonarios precisamente por eso: gastan menos que el promedio de la gente y ahorran para construir un patrimonio que les permita, eventualmente, alcanzar libertad financiera.

Algunos de sus hábitos son:

1. Tienen una visión de largo plazo. Los millonarios aprenden a sacrificar placeres temporales, para alcanzar una solidez financiera. Esto significa que no tienen problema en manejar autos usados, vivir en lugares modestos, vestir ropa adquirida en los tianguis, no salir a restaurantes. Esto les permite tener dinero para construir un fondo para emergencias, ahorrar para el retiro y para la educación de sus hijos.

2. Evitan incurrir en deudas. Esto significa que no adquieren objetos que no pueden pagar con el dinero que ya tienen. Entienden que comprar hoy para pagar después no es la manera más inteligente de manejar su dinero. Por el contrario, han cambiado el paradigma: pagan hoy para comprar después.

Tristemente, la mayoría de la gente debe el coche, la casa, tiene deudas con tarjetas de crédito e incluso paga préstamos de nómina. Los millonarios huyen de esto como la plaga, porque saben que las deudas son el principal obstáculo para construir patrimonio.

3. Llevan un plan de gastos. Esto significa que están en control de su dinero. Aquí lo he descrito muchas veces: cada vez que reciben un ingreso, se sientan a decidir cómo lo van a distribuir. A cada peso que ganan le asignan un trabajo. La primera categoría de su gasto está dedicada precisamente al ahorro: se pagan primero a ellos mismos. La verdad es que no se puede construir un patrimonio amplio si no se tiene un plan.

4. Tienen pasión por aprender. A los millonarios les encanta leer, ir a museos, ver películas de arte, escuchan música. En eso ocupan gran parte de su tiempo libre: se enriquecen intelectualmente. Porque no todo en la vida es dinero. Además, aplican lo que aprenden en su vida cotidiana. Por eso tienen más éxito que el promedio de la gente: porque saben más.

5. Son personas generosas. Esto puede parecer contra intuitivo, pero la mayoría de los millonarios es gente que le gusta donar para causas nobles. Les gusta contribuir parte de lo que la vida les ha dado para ayudar a los demás.

¿Cuáles de estos hábitos aplicas en tu vida?

Te invito a visitar mi página: http://www.PlaneaTusFinanzas.com, el lugar para hablar y reflexionar sobre finanzas personales.

Twitter: @planea_finanzas

JoanLanzagorta

Coach en Finanzas Personales

Patrimonio

Ejecutivo de alto nivel en seguros y reaseguro con visión estratégica de negocio, alta capacidad de liderazgo, negociación y gerencia.

Además es columnista de Finanzas Personales en El Economista, Coach en Finanzas Personales y creador de la página planeatusfinanzas.com