Trump y tasas son los factores que han resucitado para inquietar a los mercados en los últimos días. En ambos casos, no parecen amenazas muy definidas, pero inyectan miedo; y con ello, los precios de los activos sufren mayor volatilidad. Los inversionistas están menos confiados por ahora. Habrá que esperar noticias que, siendo sensatos, no van a ser muy adversas.

La información reciente apunta hacia lugares que no les gustan a los inversionistas. Al momento podemos decir que se ha dañado la confianza con relación a las principales fuerzas que habían sostenido el rally, principalmente de las bolsas. En primera instancia, la reunión del Comité de Mercados Abiertos de la Reserva Federal (Fed) de los Estados Unidos, efectuada la semana pasada, arrojó pocas novedades a no ser por las declaraciones posteriores de su presidente.

Ante un mercado que esperaba señales de una posible baja de tasas hacia el fin del año, el presidente Powell mantuvo un discurso en el que resaltó la paciencia de las autoridades para ejecutar movimientos a las tasas, respaldó la idea de un crecimiento robusto, señaló que las reducciones de las presiones de inflación pueden ser temporales y dejó abierta la puerta para un nuevo “pivoteo” de su postura si los datos son buenos.

La información sobre el empleo del viernes pasado colaboró a una postura más moderada con relación a la debilidad de la economía. De acuerdo con la información, se crearon 263,000 empleos y la tasa de desempleo se ubicó en un nivel histórico de 3.6 por ciento.

Ahora la idea vigente en la percepción de muchos inversionistas es que la economía no parece desacelerar a la velocidad que se temía y que, por lo tanto, la postura de la Fed no apunta a una baja de tasas.

Un contexto en el que se vislumbre volatilidad de las tasas, y una Reserva Federal que pudiera de nuevo adoptar una posición de cautela con respecto a la inflación en el mediano plazo, no es precisamente el alimento que nutre el rally de las bolsas; la evidencia es muy clara al ver lo que pasó en el último trimestre del 2018 (un fuerte desplome) y lo que ha pasado a lo largo de este año (una recuperación vertiginosa).

El presidente Trump abrió fuego en el Twitter y resucitó al fantasma de la guerra comercial. Básicamente, declaró la intención de aumentar las tarifas a productos provenientes de China. Al parecer las autoridades en China recularon ante puntos que parecían acordados. A pesar de que en estos momentos se continúan llevando a cabo conversaciones en Washington, la expectativa de un acuerdo en las negociaciones comerciales entre ambos países se ha reducido.

El resurgimiento de la idea de un posible conflicto comercial se relaciona directamente con la sensación de estabilidad en la economía global y en las expectativas de muchas empresas, delineadas recientemente por sus directores en los últimos reportes trimestrales.

Por lo tanto, tenemos a inversionistas que ahora digieren de nuevo la idea de la postergación de un acuerdo chino-estadounidense en el tema comercial y la menor probabilidad de que la postura de la Fed continúe siendo muy complaciente en el tema de las tasas de interés.

Lo contrario de estas directrices es en buena parte lo que había empujado a los mercados a una situación de mucha complacencia. Por ahora podríamos hablar de un mes de mayo con mayor volatilidad y de nuevo muy pendiente de las noticias.

Ahora bien, no pensamos que se rompan las negociaciones y desaparezca la expectativa de un acuerdo comercial entre Estados Unidos y China.

Tampoco vemos a una Fed muy activa, hasta ahora ha declarado ser paciente con los movimientos futuros de las tasas de interés.

Es muy posible que al terminar esta misma semana hayamos visto la postergación del ultimátum americano en el tema comercial y sigamos observando un nivel de tasas de interés muy bajo en todos los plazos. Un cambio en ambos factores sería muy relevante, pero no parece que se vaya a concretar de tal modo que el ajuste en los mercados se profundice.

Vamos viendo.

*Rodolfo Campuzano Meza es Director de Estrategia y Gestión de Portafolios de INVEX. Cualquier  pregunta o comentario puede ser enviado al correo: [email protected]

Twitter: @invexbanco