La Comisión Nacional Bancaria y de Valores define a la la inclusión financiera como el “acceso y uso de los servicios financieros formales bajo una regulación apropiada que garantice esquemas de protección al consumidor y promueva la educación financiera”

En 2020 el mundo cambió, la pandemia del coronavirus Covid-19 nos afectó a todos, y nuevos hábitos se aceleraron al igual que la forma en que nos comportamos, gastamos y consumimos.

De acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), la inclusión financiera se define como el “acceso y uso de los servicios financieros formales bajo una regulación apropiada que garantice esquemas de protección al consumidor y promueva la educación financiera”.

Según la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF), el 68% de las personas adultas en México alcanzó al menos un producto financiero, sumando 2 millones de personas.

En 2018, el 24% de las personas adultas en México tenía un solo producto o servicios financiero, el 27% tenía hasta tres productos, 18% de cuatro o más productos.

En cuanto al acceso al crédito, la población que registró tener crédito fue de 31%, en contraste con el 29% de años anteriores.

Las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (SOCAP), bajo su objeto social les permite otorgar servicios financieros a sus socios: ahorro, crédito, seguro entre otros.

Las SOCAP están reguladas por la CNBV, lo cual da mayor certidumbre a sus socios y con su extensa red de sucursales mayoritariamente en el área rural donde la infraestructura bancaria es escasa.

El modelo de negocio de las SOCAP, favorece a la inclusión financiera en las áreas rurales, diseñado para facilitar a las microempresas, empresas familiares y pequeñas empresas servicios financieros.

Como parte de la banca de desarrollo, FIRA tiene más de 24 años operando con cajas de ahorro a través de financiamiento y servicio de garantía a productores agropecuarios, adicionalmente se les ha proporcionado capacitación, consultoría y asesoría técnica, contribuyendo en la profesionalización y mejoramiento de su proceso de crédito para sus áreas especializadas de crédito agropecuario y rural.

En el estado de Nuevo León, FIRA a través de las SOCAP financió 268 proyectos rentables durante todo el 2020 y para el periodo del primer semestre de 2021 se han integrado 126 proyectos financiados en particular con el programa de agricultura familiar (Proaf), en sus productores beneficiados que no han obtenido un financiamiento con FIRA.

Los créditos que FIRA otorga pueden ser orientados a capitales de trabajo y refaccionarios para nuevas inversiones fijas e incrementos de capacidades instaladas de las empresas que coadyuvan en mejoras tecnológicas que ahorren energía y cuiden del medio ambiente.

La resiliencia y adaptabilidad son las fuerzas que impulsara la inclusión financiera durante los siguientes años, por lo que las SOCAP son una excelente opción para fomentar la inclusión financiera mediante el ahorro, crédito y seguro entra la población.

*Miguel Ángel Vera Mendoza es agente En Montemorelos, Nuevo León. La opinión es del autor y no coincide necesariamente con el punto de vista oficial de FIRA.

mvera@fira.gob.mx