Opinión

Lectura 1:00 min

La brecha de competencias y la productividad

Avatar de Gabriela Rojas

Por Gabriela Rojas

Esta semana el Inter-American Dialogue y Mathematica Policy Research publicaron un reporte sobre el desafío del desarrollo de habilidades en América Latina.

Esta semana el Inter-American Dialogue y Mathematica Policy Research publicaron un reporte sobre el desafío del desarrollo de habilidades en América Latina.

Por décadas, el objetivo en nuestra región ha sido ampliar la cobertura de la educación básica. Y hemos logrado grandes avances en este sentido. Nos hemos enfocado en que los niños y los jóvenes continúen sus estudios y se gradúen. Sin embargo, hemos tenido menos éxito en términos de la calidad de la educación y en la pertinencia de los estudios que ofrecen los sistemas educativos. Esto ha generado una brecha entre las competencias y habilidades que requieren los empleadores y las competencias y habilidades con las que egresan los jóvenes del sistema educativo.

De acuerdo con el reporte del Inter-American Dialogue, América Latina se ha caracterizado por sus fluctuantes tasas de crecimiento económico, el desarrollo insuficiente del capital humano y altos niveles de desigualdad de ingresos. El reporte también destaca que los países de la región, incluido México, deben enfrentar ahora el desafío de mejorar la productividad como fuente de crecimiento sostenible y equitativo a largo plazo. De ahí el reto del desarrollo de competencias y habilidades. El crecimiento ya no vendrá de los altos precios de materias primas sino de una mayor productividad. Y en México tenemos un grave problema en esta área. No hemos logrado que un mayor número de años de escolaridad promedio se traduzca en un aumento en la productividad del país.

En el reporte del McKinsey Global Institute La historia de dos Méxicos, crecimiento y prosperidad en una economía de dos velocidades diferentes , sus autores precisan que en nuestro país las grandes empresas han crecido en productividad a una tasa anual de 5.8 %, mientras que la productividad de las pequeñas empresas ha caído a razón de 6.5 % anual. México, de acuerdo con el reporte, se ha rezagado con respecto a otros países de la región en términos de número de años de escolaridad promedio y en cuanto a la calidad de la educación. Una de las razones fundamentales que explican la baja productividad es la falta de competencias académicas, técnicas y habilidades de la fuerza laboral. Esta brecha no sólo afecta la productividad sino la oportunidad de los jóvenes para encontrar un empleo formal, bien remunerado, que les permita mejorar su calidad de vida.

Además, el reporte del Inter-American Dialogue destaca que los empleadores de toda América Latina reportan cada vez más dificultades para encontrar solicitantes calificados para posiciones vacantes: 42% de los empleadores del 2015 en comparación con 34% en el 2010 (Manpower 2015). La principal razón que citan es una falta general de habilidades valoradas en los candidatos de trabajo.

¿Cómo podemos incidir en el mejoramiento y pertinencia de las competencias y habilidades de los jóvenes? ¿Cómo podemos ir cerrando la brecha?

El reporte hace una serie de recomendaciones de política pública, que retomamos a continuación:

1) Alinear mejor el contenido y las habilidades (básicas, técnicas, socio-emocionales) que se enseñan con las demandas del mercado de trabajo (a través de programas de educación basados en competencias y de educación técnica y vocacional).

2) Mejorar la calidad de la educación.

3) Aumentar las tasas de graduación en educación secundaria y terciaria.

Tenemos que seguir trabajando para que los jóvenes sigan estudiando y se gradúen. Además, tenemos que enfocar nuestros esfuerzos en elevar la calidad de la educación. Finalmente, tenemos que hacer un esfuerzo conjunto gobierno, instituciones educativas, organizaciones de la sociedad civil y empresas, para poder alinear las competencias y habilidades que demandan las empresas con las que desarrollan los jóvenes en las instituciones educativas.

Conéctate con nosotros.

Recibe nuestro newsletter diario con los contenidos destacados.

Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad.