A principios de la semana pasada en un evento que llamó la atención por su frescura, ligereza y sobretodo la informalidad de la reunión, precisamente usando de la tecnología, el presidente de México organizó una videoconferencia con Mark Zuckerberg, fundador de Facebook. En ella, López Obrador hizo hincapié en la conveniencia de usar este tipo de tecnologías para sustituir un viaje.

Parece que todo esto deriva que desde la administración pasada, Peña Nieto, dispuso en la Constitución Mexicana crear una Red Troncal que permitiera el acceso a Internet en zonas y comunidades marginadas mediante el uso de fibra óptica propiedad de la Comisión Federal de Electricidad, lo cual tiene sentido. La idea original era que la Red Troncal operara en colaboración con la Iniciativa Privada, mediante la conformación de una Asociación Público-Privada (APP) con una modalidad autofinanciable para su desarrollador.

Adicional a esta disposición, el gobierno otorgó una concesión para instalar, operar y explotar una red pública de telecomunicaciones a Telecomunicaciones de México e incluso se realizó una transferencia de recursos de infraestructura. Lamentablemente, el tiempo pasó y el proyecto lejos de haberse concretado ha destacado por la carencia de agentes interesados en el proyecto.

Según un reporte de CIU, en la primera mitad del 2017, se esperaba contar con las prebases para dicha licitación, para dar inicio a este proceso en enero del 2018 y contar con un fallo en junio de ese año. Sin embargo, no fue sino hasta abril del 2018 cuando fueron publicadas las prebases, para contar con una versión definitiva de estas en junio del 2018.

En éstas, se definió como fecha límite octubre del año pasado para la presentación de propuestas para su posterior fallo y adjudicación en noviembre. Pero la administración saliente decidió aplazar la fecha de presentación para el 1 de febrero del 2019. Durante este periodo, la incertidumbre en materia de política y desarrollo económico generó un clima de desconfianza e indecisión entre los posibles postores.

Como en muchos otros proyectos, la nueva administración decidió suspender el proceso de licitación para empezar de cero.

Sin embargo, en enero de este 2019, se modificaron las bases de la licitación estableciendo que la recepción de propuestas tendría como fecha límite el 22 de abril del presente año, con la salvedad que la empresa ganadora tendría la obligación de dar Internet gratuito en espacios públicos, condición que pondría en riesgo la rentabilidad del proyecto.

Ante el nuevo panorama y con las nuevas condiciones y aplazamientos, no se registraron manifestaciones de interés en la licitación, por lo cual, el gobierno de México decidió aplazar, nuevamente, el proceso de licitación para el 22 de agosto del presente año, para contar con un fallo el 6 de septiembre.

El presidente López Obrador ha manifestado que de fallar las licitaciones, el Estado cumplirá con brindar la conectividad necesaria para alcanzar su cometido. Fue así que el presidente sostuvo una videollamada con el creador y CEO de Facebook, en la que se abordó la falta de conectividad en algunas regiones y comunidades del país y lo invitó a formar una sociedad con la empresa tecnológica que pueda dotar de cobertura de Internet y telefonía móvil en estas zonas.

Como se ha mencionado en varias ocasiones en este espacio, el acceso a la conectividad hoy en día es el catalizador del crecimiento y desarrollo económico de un país o una región. De igual forma es un elemento crucial para el desarrollo de la educación y diversos proyectos de salud. En este aspecto, el gobierno e instituciones mexicanas han fracasado en emprender el proyecto Internet para Todos.

Según CIU, la falta de una pauta clara, certidumbre en el proceso y un gobierno que cada vez se muestra más contrariado con proyectos de esta envergadura han hecho de la Red Troncal en lo que es hoy: un proyecto frustrado.

Basados en modelos donde este tipo de proyectos ha funcionado, el esquema ideal es aquel en el cual participa la Iniciativa Privada y el gobierno, que dirija hacia los objetivos sociales planteados.

[email protected]

Antonio Aja

Columnista

Showbiz