Esta semana, la atención del mundo financiero está concentrada en el Symposium Anual de política monetaria organizado por la Fed de Kansas City que tradicionalmente se lleva a cabo en el poblado de Jackson Hole, Wyoming y que en esta ocasión se hará de manera virtual.

Este evento, reúne a las cabezas de bancos centrales, ministros de finanzas, académicos y analistas de todo el mundo. La reunión es de gran importancia ante el impacto devastador de la pandemia en la actividad económica a nivel global y el cada vez más importante papel que han jugado los bancos centrales como proveedores de liquidez.

Una de las intervenciones más esperadas del evento es el discurso del presidente de la Fed, Jerome Powell, agendada para esta mañana. Los mercados anticipan que Powell comience por subrayar la naturaleza inédita de la crisis actual y altísimo nivel de incertidumbre que ha generado la pandemia.

Powell probablemente hará un breve recuento del fuerte deterioro del panorama económico durante la primera mitad del año pero también es probable que haga referencia a la mejoría en el desempeño reciente de algunos indicadores clave para augurar una recuperación durante la segunda mitad del año.

A pesar de esta mejoría notable conforme las medidas de confinamiento se han ido relajando, Powell probablemente destaque que estamos ante una situación de incertidumbre nunca antes vista y que la recuperación económica dependerá del combate al virus y la carrera por desarrollar un tratamiento y/o una vacuna que esté disponible para la mayoría de la población.

Ante esta situación, Powell probablemente reitere que la Fed aún tiene herramientas disponibles en su arsenal de política monetaria y que se encuentra lista para aplicarlas en caso de ser necesario. Una de las medidas más anticipadas por el mercado, es que la Fed modifique su postura en cuanto al forward guidance, es decir la guía hacia adelante sobre el rumbo de la tasa de interés de referencia.

Hasta ahora, la Fed ha sido muy clara en establecer que las tasa de fondeo se mantendrá en su nivel actual por un periodo prolongado. Tomando en cuenta los datos del dot plot, o gráfica de puntos, que publica la Fed junto con sus rangos de estimados para las principales variables económicas, el mercado ha interpretado que el periodo prolongado podría extenderse hasta finales del 2021.

Sin embargo, la expectativa es que Powell dé señales de un cambio fundamental que consistiría en que la Fed mantenga las tasas en el nivel actual aún y cuando la inflación supere el nivel objetivo de 2% que la Reserva ha mantenido consistentemente. Este cambio permitiría a la autoridad monetaria mantener las tasas en cero aún y cuando la inflación supere 2%, lo cual podría llevarnos hasta bien entrado el 2022 o más.

El objetivo de este cambio fundamental en la política monetaria buscaría reducir la probabilidad de un escenario de persistente debilidad económica y deflación al estilo japonés de la década de los 90.

De darse esta señal, los mercados muy probablemente mantengan su tendencia alcista mientras que el dólar podría seguir debilitándose. Sin embargo, si el mensaje de Powell decepciona, podrían venir ajustes importantes en un mercado que viene descontando un escenario de continuo soporte monetario.

[email protected]

Joaquín López-Dóriga Ostolaza

Socio Director de EP Capital, S.C.

Sin Fronteras

Joaquín López-Dóriga Ostolaza es Socio Director de EP Capital, S.C., una consultoría especializada en fusiones y adquisiciones fundada en 2009.

Es egresado de la Licenciatura en Economía de la Universidad Iberoamericana, donde se graduó con mención honorífica y el promedio más alto de su generación. Cuenta con una Maestría en Economía de la London School of Economics, donde fue distinguido con la Beca British Council Chevening Scholarship Award.