Interjet se quedó sin gasolina en pleno vuelo, entró en zona de turbulencia y nadie sabe exactamente cuál será su destino.

Interjet está al borde de la asfixia con una deuda total al gobierno que ronda los 5,000 millones de pesos. De ese total, le debe 3,000 millones de pesos al SAT.

Los últimos movimientos en Interjet han sido poco claros, por decir lo menos.

Presuntamente cambió de dueño y supuestamente realizó cambios en su consejo de administración, al tiempo que se anunciaron inyecciones de capital.

Pero ni los cambios, ni la re-capitalización, se han realizado legal y efectivamente. En cambio, lo que ha escuchado el SAT de los representantes de la empresa es una propuesta para que un tercero absorba la deuda fiscal y la pague con insumos médicos.

El SAT lo ha rechazado porque está prohibido por la ley, aunque en el pasado sí fue aceptado durante algún tiempo.

A fines del año pasado Miguel Alemán y Miguel Alemán Magnani anunciaron que transfirieron, la propiedad de la aerolínea, a Carlos Cabal Pechiche y Alejandro del Valle.

Al poco tiempo, Cabal Pechiche retiró su participación y, el 2 de diciembre  la asamblea general de accionistas de Interjet informó que había designado a Del Valle como presidente del consejo de administración y, ratificó a Carlos Rello como director general.

Del Valle -se dijo- invertiría 90% de los 150 millones de dólares anunciados en julio del 2020 con el propósito de pagar compromisos laborales, fiscales y con proveedores de la empresa,  compra de aeronaves y hasta una campaña de relanzamiento.

Sin embargo, a la fecha, los cambios tanto de dueño como de socios no han sido inscritos en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio y en consecuencia formalmente no han ocurrido pese a que se anunciaron públicamente a través de los medios de comunicación.

Las nuevas inversiones, no se han realizado, pese a que también se hicieron públicas. Al mismo tiempo, se registra el engaño de cientos de consumidores, a quienes mantuvieron la venta de boletos para viajes que no iban a poder cumplir.

Interjet dejó de pagar la nómina a sus trabajadores y éstos decidieron en días pasados, estallar la huelga. Por si fuera poco, en el 2019, el SAT intervino la caja de la aerolínea.

Y en el 2020, el SAT decidió aplicar un embargo precautorio. Unas horas antes de que estallara la huelga en días pasados, el SAT emitió un comunicado contundente para deslindar su presunta responsabilidad por la falta de pago de la nómina.

Ni el embargo precautorio ni la intervención de la caja impiden que la empresa cumpla con el pago de los salarios. Por el contrario le dan prioridad a esa responsabilidad, advirtió. Los problemas de Interjet no se deben a los efectos económicos dañinos que ha provocado la pandemia en miles de empresas mexicanas.Sus problemas de administración se remontan a siete años atrás. Interjet tiene hoy problemas legales que potencialmente podrían ameritar hasta cárcel para los responsables.

Se trata de una historia muy complicada, cuyo origen se remonta al año 2013. Su deuda con el gobierno mexicano ronda los 5,000 millones de pesos. Solamente al Servicio de Administración Tributaria (SAT) le debe alrededor de 3,000 millones de pesos. Entre otras entidades del gobierno le adeuda a Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam) y al Instituto Nacional de Migración entre otras.

¿Cómo acumuló Interjet esa extraordinaria deuda con el fisco? De acuerdo con fuentes bien informadas, desde el año 2013 y hasta el año pasado Interjet hizo retenciones a sus trabajadores que no enteró al SAT.

Además hizo la retención del IVA sobre los boletos que vendía y tampoco los enteró al fisco. Para decirlo directamente, revelan las mismas fuentes, se quedaron con los impuestos que debían haber enterado al SAT, tanto de sus propios trabajadores como de los ilusos consumidores que compraron sus boletos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo ayer que no rescatará a ninguna empresa.

Interjet, literalmente, está a la deriva.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.

Lee más de este autor