En la entrega anterior expusimos las oportunidades de negocios entre las redes de valor bovinos para producción de carne y maíz amarillo, partiendo de la demanda de la carne de res y el volumen de importaciones de maíz amarillo de Estados Unidos

En la presente entrega, comentaré acerca de la participación que FIRA tiene en la integración de las cadenas de valor bovino para carne y maíz amarillo en el estado de Nuevo León.

De los principales servicios que FIRA otorga es el financiamiento al sector agropecuario, el cual se realiza a través de los bancos de primer piso con créditos destinados a la compra de materia prima, mano de obra y otros (créditos de avío) y para la adquisición de activos como bodegas, corrales, vehículos, etc., (créditos refaccionarios).

Adicionalmente, otorga apoyos para el desarrollo de programas de desarrollo de proveedores con recursos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Actualmente, FIRA en el estado de Nuevo León ha financiado a más de 100 empresas ganaderas destinadas a la engorda de res y procesamiento de la carne por un monto de 1,121 millones de pesos para créditos de avío y créditos refaccionarios, y se otorga apoyo para el Programa de Desarrollo De Proveedores de maíz amarillo en la región sur del estado por 0.4 millones de pesos.

En el Programa de Desarrollo de Proveedores (PDP), la empresa tractora es la Asociación de Engordadores de Ganado Bovino del Noreste AC (AEGBN), cuyos socios son productores engordadores y finalizadores en corral, de ganado bovino, pertenecientes a los estados de Nuevo León, Tamaulipas y parte de Coahuila, que demandan insumos como el maíz amarillo, mismo que utilizan para engordar y finalizar en corral 350,000 cabezas de bovinos al año, requiriendo cerca de 180,000 toneladas de maíz por año, que en su mayoría (80%) es importado de Estados Unidos.

Y los proveedores en este esquema de maíz amarillo son 35 empresarios productores ubicados en el municipio de Galeana, Nuevo León. Actualmente se cuenta con acceso al mercado potencial y precios que permite alcanzar rentabilidad mediante la relación de negocio con la AEGBN, siendo éste en un principio garante para la autorización de créditos bancarios y fungiendo como entidad retenedora para garantizar la recuperación de los financiamientos a los proveedores.

Es importante destacar el seguimiento, asesoría técnica y administrativa que ha otorgado FIRA a través de técnicos especializados a los proveedores del PDP, contribuyendo a que los productores alcancen rendimientos mayores por unidad y con ello, cumplir con la calidad en el grano requerido por la industria tractora, así como también se contribuye a mejorar la rentabilidad y capacidad de pago para cumplir con los créditos otorgados para la siembra y cosecha del grano, permitiendo la integración entre redes de valor.

El reto de FIRA en el estado de Nuevo León es continuar fortaleciendo a las empresas agropecuarias, generando propuesta de valor para el desarrollo del estado, promoviendo la integración de y entre redes de valor y otorgando financiamiento a las empresas del sector agroalimentario y rural en México.

*Simón Verduzco Gutiérrez y Beltario Vázquez Aguilar son residente y especialista, respectivamente, en la Residencia Estatal de FIRA en Nuevo León. La opinión aquí expresada es de los autores y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]

[email protected]