La incertidumbre en torno al indefinido destino del Tratado de Libre Comercio Norteamericano afecta no sólo a los sectores involucrados en las negociaciones.

Afecta también a otros importantes sectores de la economía que son estratégicos y que no son objeto de revisión y renegociación.

Es el caso de la industria alimentaria animal que representa un eslabón fundamental de la alimentación de los mexicanos y que al cierre del 2018 alcanzará un valor de mercado de 10,600 millones de dólares.

AUTOSUFICIENCIA

México goza actualmente autosuficiencia de alimento balanceado; sin embargo, es altamente deficitario en los insumos que necesita para producirlo.

Esta industria de alimentos balanceados, como también se le conoce, se ha desarrollado y consolidado e incluso coloca a México como el cuarto lugar a nivel mundial, detrás de China, Estados Unidos y Brasil con una producción de 34.5 millones de toneladas métricas al año.

De América Latina, México ocupa el tercer lugar, luego de EU y Brasil.

DENUNCIA TLCAN

La peor pesadilla para esta industria de alimentos balanceados es que el gobierno de Donald Trump decida denunciar el Tratado de Libre Comercio Norteamericano.

Es decir, que Estados Unidos anuncie que abandona el TLCAN bajo el amparo del artículo 2205 del propio acuerdo comercial trilateral.

Lo paradójico del tema es que este sector de negocios ni siquiera está entre los temas de los 30 capítulos que están siendo revisados.

Sin embargo la probabilidad de que en cualquier momento el gobierno estadounidense pudiera hacer uso de la cláusula de salida, es lo que tiene sumamente preocupadas a las grandes empresas de esta industria.

ARANCELES

Y es que implicaría que México, EU y Canadá tendrían que acogerse a las reglas de la Organización Mundial de Comercio y la aplicación de una gama de aranceles a los distintos productos de importación que utilizan en ese sector industrial y que podrían ser en el nivel máximo de hasta 25 por ciento.

Sería un golpe tremendo para la economía nacional y directamente para la economía de las familias, porque al final de la cadena la industria de los alimentos balanceados impacta directamente en la mesa de todos los mexicanos, advierte el director general del Consejo Nacional de fabricantes de Alimentos Balanceados y de la Nutrición Animal, Genaro Bernal Cruz.

Sólo por poner un ejemplo, si se llegara a aplicar algún tipo de gravamen al maíz amarillo importado que esta industria requiere, provocaría daños importantes a todo el sector.

México produce todo lo que consume en alimentos balanceados, pero sí es deficitario en materia prima para su elaboración.

EL DÉFICIT

México es deficitario de los granos a partir de los cuales se fabrican los alimentos para ganado, como el maíz amarillo y el sorgo.

Se importan principalmente de Estados Unidos, así que un cambio en el comercio internacional podría elevar los precios al consumidor que adquiere los productos finales.

Del total de lo que necesita el país de granos forrajeros para fabricar los alimentos del ganado, 53 % son de importación.

La demanda de granos forrajeros en millones de toneladas es de 19 millones de toneladas en total. Se producen en el país 9 millones y 10 millones de toneladas son importadas.

Los productos de esta industria representan entre 65 y 70% del costo de producción de la carne de cerdo, res, pollo y leche que requiere el consumidor mexicano.

El riesgo está claro para ésta cadena productiva, esencial para la alimentación animal y al final del ciclo, para el consumo humano.

IVA Y MASCOTAS

Otro frente abierto de esta industria es el IVA de 16% que el Poder Legislativo dispuso desde hace cuatro años para el precio final de la comida para perros y gatos. En ese tiempo el SAT ha recaudado 32,000 millones de pesos. Sin lugar a dudas es una cifra extraordinaria, positiva para las finanzas públicas, pero onerosa para la industria. Bernal Cruz anuncia que emprenderán una campaña para buscar su eliminación y detener las intenciones crecientes del fisco de aplicar más impuestos de esta naturaleza. ¡Al tiempo!

ATISBOS

Bien por el presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, que salió a la defensa de la empresa Coppel, acusada por Andrés Manuel López Obrador de presionar e incluso amenazar con el despido a sus empleados para incidir en su voto. De Hoyos fue directo y claro. En un tweet expresó: deploramos las infundadas afirmaciones de @lopezobrador_ que basado en rumores sugiere que accionistas de Grupo Coppel estarían amenazando a sus colaboradores para incidir en su voto. Aeroméxico, encabezado por Andrés Conesa, también salió a desmentir acusaciones similares por parte del candidato de Morena. La aerolínea Aeroméxico a través de su cuenta de Twitter emitió un breve mensaje en el que refiere que respeta todas las leyes electorales y los derechos de los trabajadores. “Toda información distinta es falsa”, en referencia a las acusaciones emitidas por Andrés Manuel López Obrador.

Marco A.Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.