Las granjas fotovoltaicas en México no han generado mucha energía y tampoco, fuentes de trabajo. La Agencia Internacional de Energía Renovable reconoce, en cambio, que el sector de la energía eólica ha visto una fuerte expansión en nuestro país, incluso antes de la reforma constitucional del 2014.

Andrés Manuel López Obrador tampoco quiere los ventiladores. Allí está su crítica directa a Iberdrola, principal desarrollador de los campos eólicos en Oaxaca, pero también a la fealdad de las aspas colocadas en La Rumorosa, a unos metros de la frontera con Estados Unidos, que instalaron políticos cercanísimos bajacalifornianos a Manlio Fabio Beltrones.

Ni siquiera el Covid-19 detuvo las inversiones en este sector a nivel global. China agregó 72 GigaWatts el año pasado y EU, otros 14 GW. Después hubo otros 10 países instalaron que más de 1 GW cada uno, entre ellos México, donde apenas 10,000 personas están empleadas en el sector.

La mano de obra empleada en la ampliación de los campos eólicos alcanzó un millón 250,000 puestos de trabajo en todo el mundo, de los cuales 54% están en Asia, 27% en Europa y 17% en el hemisferio americano.

La pandemia provocó intermitencias en el suministro de los materiales de construcción y las materias primas. Pero una cosa es la fabricación de las turbine assy, las torres y otra muy distinta, los proyectos en tierra y por supuesto, la voluntad política de los gobiernos para abrir parques eólicos.

A nivel global actualmente hay casi 800 fábricas que producen las aspas, 45% están en China y 31% en Europa; 7% en India, 5% en Brasil y 4.5% en Estados Unidos, Canadá y México. En otros 40 países se producen góndolas, palas, torres, generadores, cajas de cambios y cojinetes, pero solo unos pocos —China, Alemania, India, España y EU— producen la gama completa.

En México, el empleo en las empresas eólicas actualmente depende principalmente de la fortaleza del mercado interno. El potencial exportador ni siquiera es opción, menos con la iniciativa de reforma eléctrica de la Cuarta Transformación, que sólo propiciaría la ampliación de la capacidad hidroeléctrica.

IRENA calculó que 2.2 millones de personas trabajaron directamente en ese sector en el 2020. Casi todas, en China, donde se generaron 12 GW. México —de acuerdo al organismo internacional— se sumaría a Argentina y Brasil, que actualmente experimentan una reducción en la demanda, producto de la cancelación de subastas de energía.

La micro y pequeña energía hidroeléctrica pueden satisfacer necesidades de tensiones de baja a media eléctricas, como iluminación y telecomunicaciones, e incluso puede proporcionar energía para la pequeña industria. IRENA considera que tales esquemas son una fuente alternativa viable de energía para zonas rurales y también una fuente de ingresos y empleo para regiones de difícil acceso.

En lo que respecta al alumbrado solar sin conexión a la red, las ventas se resintieron, pero las empresas lograron limitar las pérdidas de empleos en el 2021, pero en el segmento de los biocombustibles líquidos registraron una tendencia a la baja, motivada por la caída de la demanda de ese combustible.

Efectos secundarios

DESPUNTES. Los cabildos municipales electos y reelectos el pasado 6 de junio han comenzado sus trienios. Entre ellos destacan dos alcaldes capitalinos: Geraldine Ponce, de Tepic, y Jorge Alfredo Corichi Fragoso, de Tlaxcala, quienes ya comienzan a aparecer en los primeros lugares, en los rankings sobre el desempeño de los munícipes y concitan la atención de la Federación, por sus propuestas de reactivación económica y reordenamiento urbano. La alcaldesa de la capital nayarita, ingeniera de profesión, asumió el cargo hace cinco semanas y de inmediato implementó un programa de bacheo y rescate de espacios públicos. Los siguientes pasos, en ambos casos, buscarán mejorías del servicio de agua potable y alcantarillado.

¿CERTEZAS? El Ejecutivo federal mantuvo su compromiso de abrir al menos una sucursal del BanBienestar en cada uno de los 2,480 municipios del país antes de que concluya el 2023. Este año, empero, cerrará con menos de la mitad de esas instalaciones, que serán habilitadas en los "centros integrales de servicios" edificados por ingenieros militares. El entusiasmo en Palacio Nacional, empero, no es compartido en la sede central del extinto Bansefi, en San Jerónimo, donde hace una semana la directora general, Diana Álvarez Maury, citó a sus principales colaboradores para preparar lo que —dicen— será su última participación en el consejo de administración.

SUCIEDADES. A cargo de la sanitización de los foros, la redacción y las oficinas administrativas del Canal 11, la empresa Ocram Seyer no recibe pago por sus servicios, no obstante que el servicio de limpieza —asignado por licitación— está vigente y los recursos, autorizados por la dirección general del IPN. La proveedora se resiste a aceptar las "deducciones abusivas" y los insumos fuera de contrato, exigidos por el subdirector de recursos materiales de la televisora, Álvaro Vargas García.

OBJECIONES. La reelección de Rafael Guerra Álvarez como presidente del Tribunal Superior de Justicia va viento en popa. En el Congreso de la Ciudad de México darían su respaldo unánime.

Alberto Aguirre

Periodista

Signos vitales

Periodista y columnista de El Economista, autor de Doña Perpetua: el poder y la opulencia de Elba Esther Gordillo. Elba Esther Gordillo contra la SEP.

Lee más de este autor