El agotamiento del personal hospitalario por esta alargada pandemia está derivando en situaciones inesperadas que exacerba la tensión entre hospitales privados e industria aseguradora, misma que de por sí ya vienen arrastrando desde hace años por el constante incremento de costos en medicina.

La saturación de hospitales está también del lado privado y aunque buscan cómo elevar su capacidad el mayor problema lo tienen en la carencia de recursos humanos, particularmente de personal especializado en infecciones; no necesariamente médicos, sino enfermeras, auxiliares y otras profesiones que están prefiriendo irse al sector público ahora que les están ofreciendo mejores bonos. El hospital privado que quiera retener a su personal médico debe elevar beneficios y ello se convierte en otro factor de costos y de encarecimiento de sus servicios de por sí inaccesibles para una amplia población del país.

Se suma además el problema de que las aseguradoras no aceptan pagar mayores costos.

La Asociación Mexicana de Industria de Seguros (AMIS), argumenta que de por sí la inflación de servicios médicos viene imparable desde el 2015 y el sector asegurador la ha absorbido; muestra de ello es que las compañías aseguradoras no están registrando ganancias desde hace años.

El costo de medicamentos innovadores es un factor importante en esa inflación pues hay terapias para cáncer, enfermedades raras o antiretrovirales cuyo costo va de 5,000 a 8,000 dólares al mes, aunado al costo de tecnologías tales como los robots de microcirugía Davinci o Gamma Knife o instrumental quirúrgico de un solo uso.

La inflación de atención hospitalaria, de acuerdo con lo que reporta AMIS, hoy es tres veces mayor que la del sector salud en general, y con la pandemia este año se elevará aún más. El 2020 lo cerrarán con una inflación de entre 14 y 22 puntos porcentuales cuando el incremento de precios en general es de entre 4 y 5 puntos.

De 400,000 casos Covid-19 cubiertos por seguro de gastos médicos mayores, el precio promedio ha sido de 390,613 pesos. Sin embargo en pacientes que entran a unidad de cuidados intensivos (UCI) el costo promedio se eleva a 1.37 millones de pesos, y cuando son intubados a 3.6 millones de pesos por paciente. El mayor fue el de una persona asegurada contagiada cuya atención médica significó 20.4 millones de pesos, y aún así no fue posible salvarle la vida.

En este sentido, Recaredo Arias, director general de AMIS, pide cierta conciencia de parte de médicos y hospitales, del propio paciente y sus familiares para cuidar su póliza y buscar contención de costos en atención de Covid porque de no hacerlo, lo que se está afectando a la larga es el costo de las primas de seguros que es de donde sale para pagar estos siniestros.

Igualmente, Recaredo considera que podrían unirse voluntades y hacer más cadena de valor entre hospitales y seguros donde la reducción de márgenes puede ayudar, y buscar otros componentes donde trabajar conjuntamente.

Definitivamente tienen que encontrar la manera de llegar a acuerdos o cambiar el modelo bajo el que funcionan hospitales y aseguradoras porque de lo contrario lo único que están consiguiendo es que la medicina privada deje de ser opción para más mexicanos.

También se suma la profunda crisis económica que está derivando en un fuerte desempleo, lo cual inevitablemente derivará en que muchas familias se vean obligadas a dejar de pagar su seguro médico y ello recargará la de por sí saturada e insuficiente infraestructura del sistema público de salud. Es algo no deseable donde el Estado también tendría que intervenir para resolverlo.

Nos vemos para Reyes

Esta columna se tomará unos días de saludable descanso, y se volverá a publicar el próximo 6 de enero. Así que nos vemos de nuevo para el día de reyes magos.

maribel.coronel@eleconomista.mx

Maribel Ramírez Coronel

Periodista en temas de economía y salud

Salud y Negocios

Comunicadora especializada en salud pública y en industria de la salud. Cursando la maestria en Administración en Sistemas de Salud en FCA de la UNAM.

Fundadora en 2004 de www.Plenilunia.com, concepto sobre salud femenina. Me apasiona investigar y reportar sobre salud, innovación, la industria relacionada a la ciencia, y encontrarle el enfoque de negocios con objetividad a cada tema.

Lee más de este autor