Confrontado con el staff presidencial, Víctor Manuel Toledo dejó la titularidad de Semarnat sin renunciar a sus convicciones. La prohibición a la importación del glifosato y su resistencia a la iniciativa de ley para las nuevas variedades vegetales consensuada en San Lázaro fueron dos agravios, tanto para los capitanes del agro como para los tomadores de decisiones en Palacio Nacional.

Toledo se quejaba —en público y en privado— del Eje del Mal. La filtración del audio en el que se queja de los vaivenes ideológicos de la Cuarta Transformación, pero sobre todo el vandalismo en su vivienda, forzaron su salida del gabinete. Una de las primeras derrotas para el sector ultra del lopezobradorismo, que paulatinamente ha tenido que ceder —más por la fuerza que por abandono— espacios en el poder.

El equipo lopezobradorista también ha peleado por el control de los órganos legislativos y ahora al terreno partidista, en previsión por la disputa de las candidaturas del 2021. Uno de los capítulos definitivos ocurrió justo por las directrices instrumentadas por Toledo en Semarnat, que ahora podrían quedar en buenas intenciones.

En estos terrenos, AMLO había adoptado una postura nacionalista. Además de la negativa a los permisos de importación del glifosato, quedaría prohibido su uso en todas las dependencias de gobierno y para los beneficiarios de los programas sociales —Sembrando Vida, entre ellos—, al igual que el uso de semillas mejoradas (maíz transgénico) en territorio nacional.

En ciernes está un anteproyecto de decreto presidencial que abriría la puerta al glifosato. La CONAMER ya recibió el texto enviado por la Consejería Jurídica del Gobierno de la República y la SADER. El primer intento de SADER fue subido a la página de CONAMER el 25 de junio del 2020. Y el segundo, el pasado 4 de agosto, lo que motivó la protesta pública de Semarnat por no haber sido consultado.

Este tercer intento fue remitido —de acuerdo a funcionarios enterados de estos asuntos— sin consultar con los titulares de Semarnat y el Conacyt. A su juicio, el decreto publicado en CONAMER debería correr la misma suerte que los dos anteriores y ser descartado. Para visibilizar su malestar, ONG’s como Greenpeace, Semillas México y el movimiento Sin Maíz No hay País han enviado una misiva al presidente de México para oponerse a lo que llaman el decreto Villalobos-Scherer y exigieron “se reelabore la propuesta acorde con sus promesas y los acuerdos políticos que indicó se habían alcanzado con las otras secretarías y organismos reguladores involucrados”.

Efectos secundarios

RUPTURAS. La Alianza Federalista desertó de la Conago y exigió convocar a una Convención Nacional Hacendaria para reformular el pacto fiscal y consensuar —junto con el Ejecutivo federal y la clase empresarial— una reforma legal para redefinir las reglas de la recaudación y la distribución de las partidas presupuestales. Nada pasó. En el camino, las autoridades sanitarias —particularmente el subsecretario Hugo López-Gatell— comenzaron a disentir de las estrategias implementadas por los gobiernos estatales en la “nueva normalidad”. La mediación de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, también resultó fallida en este campo. La eliminación de los 109 fideicomisos, pero sobre todo la Ley de Ingresos aprobada por la mayoría morenista en ambas cámaras del Congreso de la Unión volvió a exacerbar a los gobernadores del bloque de contención. Un tercio de los integrantes del Pacto Federal han amagado con una escisión, pero el Ejecutivo federal descartó abrir un diálogo directo con los disidentes. Como quieren más dinero, resumió, deben acudir a la ventanilla del secretario Herrera.

EMBESTIDAS. Para limpiar las Aduanas de México, desde Palacio Nacional enviaron a dos cercanos: al abogado mexiquense Horacio Duarte y a la discreta y eficiente Raquel Buenrostro. No habrá impunidad y tampoco intocables, prometieron. Con esa mística, pronto habrán de presentar —de acuerdo a funcionarios hacendarios— un expediente sobre las deficiencias en el sistema de escaneo de equipajes Rapiscan, que nunca sirvió para frenar el contrabando en las terminales aéreas y quedó cesante hace casi medio año. Dicen los que saben que el gestor de Rapiscan en México es Héctor Sulaimán.

IRRUPCIONES. Se entregaron las ofertas técnicas y económicas de la Licitación Pública Internacional Número 30102015-002-20 para adquirir y remodelar los trenes de la línea 1 del STC Metro, comandada por Florencia Serranía. La primera sorpresa es que sólo dos competidores llegaron a esta etapa, pues se echaron para atrás la francesa Alstom, que se disculpó, y la canadiense Bombardier que anda viendo las de Caín por temas financieros. Así que sólo se quedaron CAF, que lleva a Siemens como proveedor subcontratista, y China Railway Construction Corp. y CRRC Zhuzhou.

Twitter: @aguirre_alberto

Alberto Aguirre

Periodista

Signos vitales

Periodista y columnista de El Economista, autor de Doña Perpetua: el poder y la opulencia de Elba Esther Gordillo. Elba Esther Gordillo contra la SEP.

Lee más de este autor