A nivel nacional, se han tenido experiencias en la implementación de avicultura familiar en los estados con mayor índice de rezago y en donde esta actividad suele representar un importante soporte del sustento familiar al ser una práctica cotidiana dentro las diferentes actividades pecuarias desarrolladas en al ámbito familiar de la crianza y el manejo de aves

Destaca por su importancia que las familias del sector rural mantienen mayor cantidad de aves que cualquier otra especie como ovinos, caprinos, porcinos, equinos o bovinos.

Bajo estas condiciones podría señalarse como una avicultura alternativa que, mediante un plan de negocios adecuado, puede llegar a tener una mejor contribución en el bienestar del productor rural. Los aspectos a tomar en cuenta podríamos resumirlos en los siguientes:

Definición de condiciones o modelos y tamaños mínimos rentables de las instalaciones para explotaciones avícolas familiares, regionalizando las áreas productivas en función de las condiciones de climas, disponibilidad de recursos y cercanía a mercados regionales.

Identificación de empresas ejes o tractoras que coparticipen en esquemas de desarrollo de proveedores como las cadenas comerciales regionales y mayoristas en la venta de productos avícolas.

Dinamizar la actividad y participación de proveedores de insumos, complementos y equipamiento, buscando robustecer explotaciones con infraestructura más eficiente que permita contar con parámetros más rentables respecto a los obtenidos en una avicultura familiar tradicional.

Identificar por comunidad productores avícolas líderes que propicien la capacitación y transferencia de experiencias a avicultores.

Evaluación de insumos regionales que mejoren costeos de alimentación.

Definición de sistemas de manejo de subproductos avícolas para su utilización en otras líneas productivas.

Impulso al posicionamiento de la avicultura familiar como una actividad que aporte identidad regional y propicie el desarrollo de las comunidades.

Identificar experiencias exitosas a nivel de organizaciones de avicultores con esquemas en avicultura familiar que ilustren las experiencias en este tema y sirvan de prototipos para replicarse a nivel comunitario.

Integrar la avicultura tradicional a los diferentes programas gubernamentales a fin de inducir su apoyo e implementación con la participación de diferentes facilitadores de esta actividad.

Correlacionar la actividad avícola familiar con otras en el sector que fortalezcan su desarrollo, como es la producción de granos y forrajes.

La avicultura familiar puede desarrollarse en la medida que la misma se constituya no sólo en una actividad de autoabasto de alimentos, sino en una fuente de ingresos continua al núcleo familiar.

*Carlos Rubio Bezies es promotor de la Agencia Veracruz de FIRA.

La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

crubio@fira.gob.mx