Quiere parte del pastel energético

Minera Autlán, de José Antonio Rivero Larrea, acordó tomar el control de la Compañía de Energía Mexicana (CEM), subsidiaria de Grupo Ferrominero, empresa que opera la Central Hidroeléctrica Atexcaco. Actualmente Autlán ya es dueña de 49% del capital social de dicha compañía.

Tiene un contrato de compra de energía eléctrica a largo plazo con CEM, mediante el cual satisface cerca de 30% de sus necesidades de energía con descuento sobre las tarifas de la Comisión Federal de Electricidad, que dirige Francisco Rojas, lo cual le ha representado ahorros significativos.

Con esta operación, Autlán complementará su integración, al contar con sus dos principales insumos, que son el manganeso y la electricidad, con lo que fortalecerá su posición para convertirse en uno de los productores de más bajo costo en la industria.

Además, le permitirá un mayor crecimiento al incorporar la división de energía en línea con las oportunidades que abrirá la reforma energética, en la que desarrollarán proyectos de generación con la meta de abastecer tres cuartas partes de las necesidades de la empresa.

Mal, y de malas

La situación de Corporación GEO, de Luis Orvañanos Lascurain, va de mal en peor. No sólo está negociando un concurso mercantil, al igual que las otras dos desarrolladoras de vivienda con problemas económicos, con la Secretaría de Hacienda, que lleva Luis Videgaray, sino que ayer HR Ratings le retiró la calificación.

El problema es que falta información que permita hacer un seguimiento adecuado del desempeño financiero de la empresa, por lo cual ya no quiere trabajar con GEO.

El futuro de GEO es de pronóstico reservado y no se ve una pronta salida a su difícil situación financiera.

Volver al futuro

Uno de los compromisos que se hizo en la reforma de Pemex del 2008 fue la de incrementar la producción de fertilizantes en México. La decisión que se tomó en los últimos dos meses por parte del director general, Emilio Lozoya, fue buscar un mecanismo para poder cumplir.

PMI, a cargo de José Manuel Guerra Panizzo, compró Agro Nitrogenados, una empresa que estaba en manos de Alonso Ancira, el mismo dueño de Altos Hornos de México. En Coatzacoalcos ven la operación como un rescate, aunque formalmente hay dos partes: la primera es la compra de los activos y la segunda la rehabilitación y renovación de las instalaciones. En ambas fases PMI invertirá 475 millones de dólares con una perspectiva de mercado de cubrir al menos en el mediano plazo hasta 75% de la demanda nacional actual de urea, que le permitirá ventas anuales por 400 millones de dólares.

El proyecto quedó a cargo de Edgar Torres, funcionario de la paraestatal, y su objetivo es reconstituir el mercado interno de esta industria, producir hasta 990,000 toneladas anuales, y orientar el producto hacia los sectores con menor nivel de desarrollo económico.

Aplauden emisión

La calificadora Fitch Ratings, que dirige Eugenio López Garza, asignó su calificación AAA (mex) a la primera emisión de certificados bursátiles por un monto de hasta 1,500 millones de pesos de la empresa Daimler México.

La agencia evaluadora indicó que los recursos de dicha emisión, a un plazo de dos años y a tasa variable, serán utilizados para fines corporativos de la multinacional automotriz. La calificación se fundamenta en la garantía otorgada por Daimler, principal accionista y tenedor de las acciones de las empresas del grupo Daimler con operaciones en México.

Según Fitch, la división de camiones Daimler Trucks-DT es líder en la fabricación de camiones pesados medido en unidades vendidas. Es la compañía más grande en Europa y Norteamérica, y el segundo o tercero más grande en varias otras regiones.

Agua que no has de beber

David Korenfeld, director de la Comisión Nacional del Agua, debe presentar pronto un modelo de mejora integral de la gestión que tenga dos vertientes: fomento a la inversión y la mejora del cobro por el uso del agua; además, se deben de concentrar en incrementar el agua potable y combatir la debilidad financiera de los ayuntamientos y sus organismos operadores de agua.

Esto debe ser parte de un diagnóstico que presentará en las próximas semanas y que está relacionado a los proyectos de mejora integral de la gestión, un modelo donde conviven el sector público y el privado, para garantizar el uso intensivo del recurso hídrico, pero también promover la eficiencia física y comercial de este modelos

Hasta hoy no se tiene claro cuáles serán las mejoras a los mecanismos y cómo se va a permitir la participación de los particulares, ya en Puebla se avanzó a una privatización total, pero el riesgo y por tanto, el precio del recurso, es muy alto y no se tiene control alguno sobre la empresa, por lo que se puede pensar más en esquemas de proyectos de prestación de servicio pero, hasta ahora, no se tiene ninguna definición.