Cristina Fernández dijo: El modelo no es de estatización, sino de recuperación de la soberanía . Axel Kicillof, interventor en Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), expresó: La seguridad jurídica es un concepto horrible , y el canciller Timerman aseguró: Millones de personas en el mundo reconocen que la recuperación de los recursos naturales es un derecho de los pueblos .

Después de leer los fundamentos de un proyecto de ley enviado al Congreso argentino el pasado 16 de abril, así como los textos de Michael Y. Yoshino y Robert Grosse-Juan Yañes (1998-1999) acerca de YPF, concluyo que es más fácil expropiar una empresa privada que privatizar.

En dicho proyecto se propone: declárase de utilidad pública y sujeto a expropiación el cincuenta y un por ciento (…) del patrimonio de YPF Sociedad Anónima representado por (…) acciones Clase D de dicha empresa pertenecientes a Repsol YPF SA .

Antes se argumentó: Si bien los distintos consorcios públicos-privados que administraron la empresa desde 1992 habían logrado expandir sensiblemente los niveles de producción, comenzaron a revertirse desde que Repsol se hizo cargo del control de la compañía en 1999. El nuevo accionista mayoritario adoptó una estrategia basada en la depredación de los recursos existentes, surgidos tras años de inversión en exploración por parte de la YPF estatal .

En las 46 páginas fundamentales se utilizaron en siete ocasiones las palabras depredatoria y soberanía y otras dos veces el término predatoria .

Depredar significa: robar, saquear con violencia y destrozo .

Según El País (16 de abril), YPF había dejado de ser rentable cuando se decidió privatizarla en 1992. En 1998 la compró Repsol. Al cabo de 10 años, el entonces Presidente Néstor Kirchner forzó a Repsol a introducir socios argentinos (…) entró el grupo Petersen, de la familia Eskenazi, comprando 25% de las participaciones. ¿Con qué dinero? Con lo que ganasen en los años sucesivos. Durante los últimos años, jamás se quejó el gobierno de la falta de inversión de la compañía .

Sebastián Eskenazi, vicepresidente ejecutivo, afirmó: Se recordará el 2010 en YPF como uno de los años más exitosos. Razones no faltan: haber descubierto gas y petróleo es uno de los mayores hitos para una empresa de energía. Y se consiguió gracias al esfuerzo de inversión . Lo anterior, de acuerdo con el Informe anual del 2010.

Luis Majul pregunta (La Nación, 19 de abril): ¿Quién en el mundo podría no estar de acuerdo con la idea de que un Estado tenga el control de la empresa petrolera? Y la respuesta es nadie. Nadie que no haya vivido y sufrido en la Argentina de los últimos 30 o 40 años. Nadie que no haya seguido lo que hizo con YPF el peronismo en general durante los malditos años 90 y Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner en particular, desde el 2003 .

Para Mariano Grondona, esa confiscación ha lesionado gravemente la credibilidad argentina .

Así comenzó su artículo: ¿Hacia dónde debe dirigirse la política exterior de un gobierno? ¿Hacia objetivos favorables para la nación o hacia objetivos favorables para la popularidad del gobierno? Cuando la opción es elegir un objetivo favorable para la nación que el pueblo además aprueba, este dilema no se plantea. Se plantea cuando lo que favorece a la popularidad del gobierno contradice el interés de la nación .

[email protected]