Las afores (Citibanamex y Sura) que invirtieron a través de Certificados de Capital de Desarrollo (CKD) en la empresa petrolera Oro Negro (ON), en el peor de los casos se verían impactadas en su mínima expresión.

El impacto sería muy menor para las afores y de apenas una décima parte de 1% para el ahorro de los trabajadores, calcula el presidente de la Asociación Mexicana de Amafore (Amafore), Carlos Noriega.

La depreciación del peso de los últimos meses de 3-4% puede ser mayor incluso que el que tendrían las afores por Oro Negro, advierte el representante gremial.

Diversificación, clave

La explicación es muy simple: las afores están muy reguladas y sus inversiones están determinadas por especialistas y acotadas por fuertes candados regulatorios.

Las afores están reguladas de tal suerte que están obligadas a diversificar sus portafolios y a no concentrar sus inversiones en ningún proyecto o empresa o en ningún valor, ya sea de renta fija o variable. Hay casos en los que las inversiones tienen expectativa de mayores rendimientos, pero que por alguna causa resultan menores y ello, sin duda, al final redunda en el rendimiento de las afores.

Pero al final el impacto en las propias afores es pequeño, precisamente por la diversificación de sus inversiones.

Casos recientes

A últimas fechas se han registrado varios casos en los que se registra preocupación entre los trabajadores que ahorran en las afores por las inversiones que han realizado en el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) o en la empresa ICA.

Mucho se ha especulado en torno al impacto que tendría en el ahorro de los trabajadores la potencial cancelación de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, si así lo decide el próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Las afores Inbursa, Pensionissste, Profuturo y XXI Banorte invirtieron a través de la Fibra E del NAICM.

Y mucho se especuló también alrededor de la inversión que hizo la Afore Pensionissste en la empresa constructora ICA.

Se habla de 20 millones de dólares invertidos por Pensionissste cuando la constructora se encaminaba a la insolvencia.

En todos los casos, tanto en la empresa Oro Negro, el NAICM o ICA, las afores han invertido de acuerdo con las disposiciones reguladoras. En consecuencia, el impacto, que definitivamente podrían tener, en casos extremos, sería menor, respecto del volumen de recursos que manejan las administradoras.

On, estrategia

En la complicada trama de litigios legales que tiene Oro Negro contra Petróleos Mexicanos, ha optado por enfocar su estrategia mediática en el severo impacto que tendrán los trabajadores en sus ahorros por los recursos que colocaron a través de CKD en esa compañía petrolera, en el caso de que Pemex no les restituya los contratos por los que están enfrentados.

Afore

Es entendible que las afores prefieran darle la vuelta a los escándalos, pero lo cierto es que sería preferible que salieran a explicar que sus inversiones cumplen con los estándares regulatorios y su objetivo es aumentar la rentabilidad en favor de los trabajadores. Ese mensaje siempre es necesario para la tranquilidad de los trabajadores.

Pemex no sangra

A pesar de las pérdidas cambiarias que registró Pemex va por la senda correcta hacia una mayor capacidad de generación de efectivo y reducción de su deuda.

El director de finanzas de la petrolera, David Ruelas, explica así el lado positivo de las cifras del segundo trimestre del 2018, en las que se registraron pérdidas por 173,000 millones de pesos.

Las pérdidas cambiarias, acota el funcionario, no significan una salida del flujo de efectivo; es un registro y un reconocimiento contable que se tiene que hacer, pero la capacidad de generación de efectivo de la empresa es muy buena.

Advierte que la depreciación del peso que hizo pasar el tipo de cambio de 18.34 a 19.86 pesos provocó una pérdida cambiaria de 118,000 millones de pesos que aunado a los costos financieros y el pago de impuestos por 116,000 millones de pesos derivó en una pérdida total de 173,000 millones de pesos.

Petróleos Mexicanos cerrará el año con 20,000 millones de pesos en caja más 8,000 millones de dólares en créditos contratados.

Adicionalmente, Pemex está recurriendo a los mercados para levantar capital por 3,500 millones de dólares con el propósito de anticipar amortizaciones del 2019 y 2020.

La deuda financiera de Pemex de corto y mediano plazos registra una tendencia decreciente, en ruta hacia el equilibrio en el mediano plazo.

Al cierre de junio, la deuda financiera de Pemex a corto y mediano plazos ascendió a 104,000 millones de dólares.

Aunque la cifra es alta, denota un crecimiento menor respecto del endeudamiento registrado en los años 2012, 2014 y 2015.

Y en proporción a la capacidad de generación de flujo de Pemex, la deuda no es tan preocupante.

La intención es lograr el equilibrio y el desendeudamiento de la empresa en el mediano y largo plazos.

Por ello recomienda mantener la disciplina financiera como lo ha hecho Pemex desde el año 2016, mantener el control del gasto en la administración y aprovechar las ventajas macroeconómicas para revertir los malos resultados.

ATISBOS

CONSOLIDACIÓN.- Viene un intenso proceso de consolidación en la compra de medicamentos, anunció Andrés Manuel López Obrador. No arrancará de cero. A la fecha hay un enorme avance en las compras consolidadas. Se trata de una intención correcta. Ojalá el nuevo gobierno tomara en cuenta la experiencia y consejos de la Cofece, que preside Alejandra “Jana” Palacios.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.