Luego de la cancelación de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, de manera inesperada, la Administradora Mexiquense del Aeropuerto Internacional de Toluca (AMAIT) está tomando un papel estratégico y un valor económico creciente e inesperado.

Y es que en función de los planes del gobierno de Andrés Manuel López Obrador para crear un sistema aeroportuario, el de Toluca emerge como una pieza clave por las posibilidades presentes y futuras que ofrece para resolver la saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), de un valor insospechado para el accionista mayoritario de la terminal aérea: Aleatica, que a su vez es propiedad del fondo de pensiones australiano, IFM Investors.

El Aeropuerto Internacional de Toluca podría ser pieza clave para resolver la saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Y al mismo tiempo, ante esa posibilidad, el mismo Aeropuerto Internacional de Toluca se ha convertido en un activo de enorme valor para el fondo de pensiones que aterrizó en México, de la mano del CEO de Infraestructura, Julio García.

Listos: Aleatica-IFM

El director general de Aleatica, Sergio Hidalgo, me asegura que todavía no han tenido conversaciones con el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú.

Sin embargo, apunta que le hicieron llegar un mensaje para decirle que “en Aleatica IFM estamos listos para apoyar al gobierno, en cualquier tema de movilidad; que contamos con experiencia en aeropuertos en Austria y más recientemente, con la firma para la expansión del aeropuerto de Manchester, Inglaterra”.

“IFM —dice el ejecutivo— está acostumbrado a trabajar con los gobiernos locales y federales en el desarrollo de aeropuertos, y tiene una gran experiencia en el tema aeroportuario.

“Pero la verdad es que todavía no nos han pedido nada, así que vamos a estar muy atentos: si nos piden invertir, invertiremos, y si nos plantean otra alternativa la escucharemos y analizaremos”.

“¿Incluida la compra?”, le pregunta el reportero, a lo que responde: “todavía no sabemos cuáles son sus intenciones, pero cuando nos las expresen podremos analizar sus planteamientos”.

Y es que este lunes, el secretario de Comunicaciones, Jiménez Espriú, declaró que están negociando con Aleatica, la compra de 49% de la participación accionaria que posee de la terminal aérea mexiquense.

Toluca, el potencial

El potencial del Aeropuerto Internacional de Toluca es impresionante.

De acuerdo con un estudio que solicitó Aleatica-IFM, si se construye una pista adicional que permita operaciones simultáneas de despegue y aterrizaje, tendría capacidad para elevar el flujo de pasajeros a 40 millones.

El ejecutivo asevera que incluso ya se tiene en propiedad el terreno para la construcción.

Hidalgo es cauteloso y prefiere no ahondar en los datos del estudio, pero asegura que tiene enormes posibilidades y que sí es factible llevar a cabo la construcción de una nueva autopista.

A la fecha, el aeropuerto de Toluca registró en su pico máximo, antes de la quiebra de Mexicana de Aviación, 4.8 millones de pasajeros.

Y sin inversiones adicionales, tal como está ahora, tiene una capacidad para atender a 6.8 millones de pasajeros.

Escenarios

De las declaraciones tanto del titular de la SCT como del director general de Aleatica, se advierte que las conversaciones apenas comienzan entre las partes.

Pero también se observa que hay enorme interés de ambas partes.

Para el gobierno mexicano, el aeropuerto de Toluca sería una pieza clave para su sistema aeroportuario y la urgente necesidad de resolver la saturación del AICM.

Y para Aleatica-IFM es una oportunidad inesperada de aumentar el valor de su activo.

En cualquiera de las posibilidades que le plantee el gobierno: compra o alianza, Aleatica-IFM resultará beneficiado.

Hay que recordar que originalmente, el propietario del aeropuerto de Toluca fue la española OHL que en medio del escándalo y descrédito se vio obligada a vender a IFM tanto el Circuito Exterior Mexiquense como el aeropuerto de Toluca y al final la totalidad de sus activos.

Con el cambio de gobierno y la cancelación del NAIM, Aleatica-IFM tenía en perspectiva, una mala y otra buena. La mala: se vería afectada en el flujo del Circuito Exterior Mexiquense que habría tenido un mayor volumen de tráfico con el NAIM. Y la buena: el aeropuerto de Toluca tendrá un papel central en el nuevo sistema aeroportuario.

Aleatica invirtió 1,100 millones de pesos, equivalentes en ese entonces a casi 80 millones de euros, por 49% de la concesionaria del aeropuerto de Toluca. Y le habrían invertido entre 2,000 y 2,500 millones de pesos para la construcción de una pista.

El gobierno del Estado de México posee 26% y ASA otro 25 por ciento.

De cualquier forma, ya sea vía venta o vía asociación, Aleatica-IFM, tiene frente a sí una enorme oportunidad de negocio. Al tiempo.

ATISBOS

COMISIONES.- Marcos Martínez, presidente de la ABM, afirmó que con la entrada en operación del Cobro Digital (CoDi) las comisiones bancarias bajarán de manera natural. Es con competencia y digitalización como bajan las comisiones y no con control de precios, reitera el banquero.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.