Este año no está exento de procesos electorales y la cita con las urnas está en puerta, será el primer domingo de junio. Las contiendas se desarrollan con normalidad en las seis entidades de la República donde habrá comicios, ahí están en juego 148 cargos que convocan, en conjunto, a 13.5 millones de potenciales votantes registrados en un listado nominal confiable que depura, verifica y custodia el INE, como autoridad autónoma e independiente a cualquier gobierno, lo que garantiza un padrón electoral solvente. Puebla y Baja California renuevan gubernatura, mientras que Durango, Aguascalientes, Tamaulipas y Quintana Roo, sólo cargos de ayuntamientos o Congreso local.

Las elecciones del domingo 2 de junio en las seis entidades federativas implican la instalación de 23,440 casillas que serán integradas por ciudadanas y ciudadanos que, como ya es tradición en México, recibirán y contabilizarán con precisión e imparcialidad el voto que emitan los electores. Cada mesa de casilla contará con la presencia de representantes de los partidos políticos y, en su caso, de observadores electorales.

El principio de: una ciudadana o ciudadano es igual a un voto, tiene candados sólidos y rutinas técnicas probadas, que ahora reforzarán también la cadena de custodia de cada boleta electoral, incluso terminados los conteos.

Para la elección que celebra Puebla, el INE ejerció además, por primera vez en su historia, la facultad de asumir directamente, como autoridad electoral nacional, la organización total de esa contienda local que define gubernatura. Ya había un antecedente en Colima y el Congreso Constituyente de la CDMX, pero en esos dos casos fue por mandado expreso o de una sentencia o por disposición del Congreso Constituyente, respectivamente. Es decir, no será el instituto electoral local, sino directamente el INE quien conduzca hasta el final esta compleja contienda poblana, que el próximo 19 de mayo celebrará un debate televisivo con los mismos estándares de calidad y organización utilizados para los presidenciales del 2018, haciendo ahora un esfuerzo por avanzar, refrescar aspectos del formato para propiciar mayor contraste de posturas, siempre con el ánimo de favorecer el voto informado y facilitar las cosas a las audiencias, sin sobreprotección de candidatos, aunque siempre generando condiciones de equidad.

En Baja California tuvimos, el domingo de la semana pasada, el primer debate a la gubernatura 2019, fue un ejercicio histórico que, pese a recursos limitados para su producción, aportó un mejor formato, abierto por primera vez en la entidad a preguntas de la moderadora y moderador, algo que logró romper, por varios momentos, los habituales guiones memorizados. Se impulsó con ello que fluyeran con más especificidad ofertas en materia de seguridad y migración, que se precisaran afirmaciones. Fue muy lamentable en este primer ejercicio democrático que se haya registrado la ausencia del candidato Jaime Bonilla, postulado por Morena, PT, PVEM y el partido local Transformemos.

Las elecciones son procesos deliberativos en donde el voto razonado y la oferta de gobierno o representación legislativa no disminuya información a las y los electores. Queremos de nuevo elecciones libres y auténticas, la cita con las urnas está cerca y se requiere la participación de todas y todos.

*Consejero del INE.

Twitter:@MarcoBanos

Marco Antonio Baños

Consejero del Instituto Nacional Electoral

Columna invitada