En Huautla (Oaxaca) el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo, el sábado pasado, lo siguiente: “Nada ha dañado más que la deshonestidad de los gobernantes. Eso es lo que ha dado al traste con todo. Ésa es la causa principal de la desigualdad social, de la desigualdad económica. Por la corrupción hay pobreza”.

¿Es cierto lo que dijo? ¿Es la corrupción de los gobernantes la causa principal de la pobreza?

Para comprobarlo o no, basta con analizar diversos índices, entre ellos el de Percepción de Corrupción 2018 de 180 países, que anualmente elabora Transparencia Internacional (TI) con sede en Berlín; el Índice de Desarrollo Humano 2017 para 189 países, elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD); el estudio “¿Como es la vida? 2017”, realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), para conocer las oportunidades y dificultades para el bienestar de las personas en 35 países miembros y seis países asociados a dicha organización, y el “Ranking de calidad de vida de 70 países para el 2019”, hecho por la revista CEO World Magazine.

En el Índice de Percepción de Corrupción 2018 de TI, los 10 países percibidos como los menos corruptos son Dinamarca, Nueva Zelanda, Finlandia, Suecia, Suiza, Singapur, Noruega, Holanda, Canadá y Luxemburgo.

De estos 10, Noruega, Suiza, Suecia, Singapur y Holanda se ubican en los lugares 1, 2, 7, 9 y 10 en el Índice Desarrollo Humano 2017 del PNUD, mientras que Dinamarca, Canadá, Finlandia, Nueva Zelanda y Luxemburgo aparecen en los lugares 11, 12, 15, 16 y 21.

En el Índice de una Vida Mejor, que se obtiene del estudio “¿Como es la vida? 2017” de la OCDE, los países que se perciben como los menos corruptos ocupan los siguientes lugares: Noruega (1), Canadá (4), Dinamarca (5), Suiza (6), Holanda (7), Suecia (8), Finlandia (9), Luxemburgo (11) y Nueva Zelanda (12). Singapur no fue incluido, en vista de que no pertenece a la OCDE.

En el “Ranking de calidad de vida de 70 países para el 2019” de CEO World Magazine, los países percibidos como los menos corruptos aparecen en los primeros lugares: Dinamarca (1), Suiza (2), Finlandia (3), Holanda (6), Nueva Zelanda (9), Noruega (10), Suecia (14), Canadá (18) y Singapur (28). Luxemburgo no fue incluido en el ranking.

Puede apreciarse que los 10 países percibidos como los menos corruptos tienen los más elevados niveles de desarrollo y distan de ser pobres.

Veamos ahora el caso de México, que, en el Índice de Percepción de Corrupción 2018 de TI, ocupa el lugar 138, empatado con Guinea, Guinea-Bissau, Irán, Líbano, Papúa Nueva Guinea y Rusia, lo que significa que hay 132 países vistos como menos corruptos que el nuestro.

En el Índice Desarrollo Humano 2017 del PNUD, México está en el lugar 74 de 189 países; en el Índice de una Vida Mejor 2017 de la OCDE está en el 39 de 41; y en “Ranking de calidad de vida de 70 países para el 2019” de CEO World Magazine está en el sitio 47. Nuestro país no ocupa un buen lugar en ninguno de estos tres índices, y tampoco en el de la Percepción de la Corrupción.

Con base en este análisis somero y superficial, queda claro que, a menor corrupción en un país, hay más bienestar y que sus habitantes disfrutan de un mejor nivel de vida.

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Eduardo Ruiz-Healy

Periodista y productor

Columna invitada

Opinador, columnista, conferencista, media trainer, 35 años de experiencia en medios de comunicación, microempresario.