inmediatamente después de que el tipo de cambio cruzó la barrera de 7 yuanes por dólar el lunes, el Banco Popular de China emitió un comunicado atribuyendo la caída a las medidas unilaterales y proteccionistas sobre el comercio internacional.

También imputó la acción a la expectativa de aranceles estadounidenses adicionales sobre los productos chinos, con lo que elevó las tensiones en medio de las pláticas entre Beijing y Washington para detener la guerra comercial entre China y Estados Unidos. Un yuan más débil abarata las exportaciones chinas y podría compensar, al menos en parte, su encarecimiento debido a los aranceles que cobran las aduanas estadounidenses.

“China bajó el precio de su moneda a un mínimo histórico. Se llama manipulación de la moneda”, tuiteó el presidente Donald Trump el lunes por la mañana. “¡Ésta es una violación importante que debilitará en gran medida a China con el tiempo!”, añadió en el tuit.

“Afectado por el unilateralismo y las medidas de proteccionismo comercial y la imposición de aumentos arancelarios en China, el renminbi se ha depreciado hoy frente al dólar estadounidense, rompiendo 7 yuanes; pero el renminbi continúa estable y fuerte frente a una canasta de monedas”, dijo este lunes Yi Gang, gobernador del Banco de la República Popular China, al diario Financial Times.

El Ministerio de Comercio de China informó que las empresas chinas detuvieron sus compras de productos agrícolas estadounidenses. En tanto, el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dejó abierta la posibilidad de que los aranceles de 10% sobre importaciones chinas por 300,000 millones de dólares que Trump anunció la semana pasada no tengan efecto, si el gobierno chino toma las medidas correctas antes del 1 de septiembre, cuando las tarifas entran en vigencia. “Pueden pasar muchas cosas buenas en un mes”, dijo Kudlow a Bloomberg Television el pasado viernes.

[email protected]