Los principales índices accionarios de Estados Unidos cerraron con ganancias este viernes. Wall Street avanzó en una sesión que fue impulsada por los sólidos resultados trimestrales de Goldman Sachs y los tres índices concluyeron una semana de alzas en la que venció el apetito por los activos de riesgo.

Este viernes, las acciones de Goldman Sachs subieron 3.80%  y lideraron las ganancias al interior del índice Dow Jones, gracias a que una oleada récord de fusiones y adquisiciones impulsó las cifras trimestrales del banco. Las grandes financieras empujaron a los índices con sus resultados esta semana.

 

Estos resultados también se reflejaron al interior del índice S&P 500, pues entre todos sus sectores, el de compañías financieros tuvo el mejor desempeño. Los reportes trimestrales ayudaron a los inversionistas esta semana a apartar sus miradas del nerviosismo por una inflación persistente y creciente.

Sin embargo, los analistas estiman que los inversionistas mantendrán una búsqueda de señales sobre el impacto de las interrupciones en la cadena de suministro y alzas en los costos que afecten sus operaciones. Las ganancias de las emisoras dentro del S&P 500 crecerían 32%, según analistas.

El índice Dow Jones, de 30 gigantes industriales ganó 1.09% a 35,294.76 puntos, con un acumulado de 1.58% en la semana. El S&P 500 de 500 valores avanzó 0.75% a 4,471.37 unidades y acumuló 1.82 por ciento. El tecnológico Nasdaq se movió 0.50% a 14,897.34 unidades y 2.18% en la semana.

jose.rivera@eleconomista.mx