Los tres principales índices accionarios del mercado estadounidense cerraron con fuertes pérdidas semanales este viernes. El Nasdaq encabezó el retroceso que fue ocasionado por una toma de ganancias en momentos en que crece la incertidumbre sobre el avance de la nueva variante Ómicron de Covid-19.

El índice Nasdaq, que tiene un alto componente tecnológico, terminó la semana con una pérdida acumulada de -2.62%, a un nivel de 15,085.47 unidades. Detrás de él se colocó el índice de referencia S&P 500, con -1.22% a 4,538.43 puntos. El Promedio Industrial Dow Jones cayó -0.94% a 34,580.08 puntos.

Aunque no hay novedades sobre esta nueva mutación del coronavirus, los inversionistas optaron por tomar ganancias para no exponerse a posible información negativa el fin de semana. El Nasdaq llegó a caer hasta 3% en la jornada, arrastrado por títulos de grandes firmas de tecnología que retrocedieron.

Las acciones de Apple Inc, la mayor emisora según valor por capitalización, anotaron su tercera caída consecutiva, con una pérdida de -1.17 por ciento. Los papeles de Microsoft Corp, la segunda mayor emisora, cedieron -1.97%, y los Meta Platforms, antes Facebook, perdieron en la sesión -1.14 por ciento.

 

A las preocupaciones relacionadas con la pandemia se sumaron cifras económicas, pues este día se dio a conocer que en noviembre la economía de Estados Unidos creó 210,000 empleos, menos de la mitad de lo esperado por analistas, en momentos en que la Fed se prepara para recortar más su estímulo.

jose.rivera@eleconomista.mx