Las acciones estadounidenses cerraron el lunes con una baja lo que fue una sesión agitada, ya que los inversionistas se pusieron nerviosos antes de la temporada de presentación de resultados del tercer trimestre.

Los problemas de las cadenas de suministros y el aumento de los costos de la energía, entre otros, han provocado preocupación por las ganancias, que se comenzarán a conocer el miércoles con los resultados de JPMorgan Chase & Co..

Los índices revirtieron sus ganancias iniciales y las acciones de JPMorgan cayeron, además de estar entre los mayores lastres del S&P 500. El índice financiero S&P también bajó.

El S&P 500 perdió 30.15 puntos, o un 0.69%, para terminar en 4,361.19 puntos, mientras que el Nasdaq Composite perdió 93.34 puntos, o un 0.64%, a 14,486.2. El Promedio Industrial Dow Jones cayó 250.19 puntos, o un 0.72%, a 34,496.06 unidades.

"Me sorprendió ver al mercado al alza esta mañana porque la temporada de resultados está justo delante de nosotros, y el mercado es un poco cauto de cara a esta temporada de resultados", dijo Tim Ghriskey, estratega jefe de inversiones de Inverness Counsel.

"Los problemas de la cadena de suministro pueden haber afectado a las ganancias de varias empresas y de algunos sectores más que otros", agregó.

Se prevé otro periodo de fuerte crecimiento de las ganancias en Estados Unidos en el tercer trimestre. Los analistas esperan un aumento interanual del 29.6% de los beneficios de las empresas del S&P 500, según datos de IBES de Refinitiv del viernes.

El sector de la energía también bajó tras alcanzar su máximo desde enero de 2020. La subida de los precios del petróleo ha alimentado la preocupación por el aumento de los costos para las empresas y los consumidores.

Algunas operaciones pudieron haberse visto afectadas por la festividad del Día de la Raza en Estados Unidos, porque los mercados de bonos estadounidenses permanecieron cerrados el lunes.

kg