El S&P 500 cerró en alza el lunes 13 de septiembre, rompiendo una racha de cinco días de pérdidas, mientras los inversionistas se centraban en la posible subida del impuesto a las empresas y en los próximos datos económicos.

El Promedio Industrial Dow Jones avanzó en el día, pero las acciones tecnológicas y relacionadas pesaron sobre el Nasdaq, que cerró en rojo.

El Dow Jones subió 261.91 puntos, o un 0.76%, a 34,869.63 unidades, mientras que el S&P 500 ganó 10.15 puntos, o un 0.23%, a 4,468.73 unidades. En cambio, el Nasdaq bajó 9.91 puntos, o un -0.07%, a 15,105.58 unidades.

Los inversionistas se decantaron por los papeles relacionados con el valor en detrimento del crecimiento. Los títulos que más se benefician del resurgimiento de la economía anotaron las mayores ganancias porcentuales.

Los participantes en el mercado están centrados en la probable aprobación de un paquete presupuestario de 3.5 billones de dólares del presidente de Estados Unidos, que se espera que incluya una propuesta de alza del impuesto corporativo al 26.5% desde el 21 por ciento.

Analistas de Goldman Sachs consideran que la tasa del impuesto aumentará hasta el 25% y que se aprobará alrededor de la mitad del alza propuesta a las ganancias del extranjero, lo que, según sus cálculos, reduciría las utilidades del S&P 500 un 5% en 2022.

El Departamento de Trabajo publicará el martes sus datos sobre el índice de precios al consumo, que podrían arrojar más luz sobre la actual ola de inflación y si es tan transitoria como ha insistido la Fed.

Otros indicadores clave que se publicarán esta semana son las ventas al por menor y la confianza de los consumidores, que podrían aclarar hasta qué punto el auge de la demanda impulsada por la reapertura de la economía se ha visto frenada por la variante Delta de la Covid-19.

Las acciones de los fabricantes de vacunas Moderna y Pfizer Inc se hundieron después de que expertos dijeron que las vacunas de refuerzo contra la Covid-19 no son muy necesarias.