El precio del petróleo cerró el miércoles con una ligera alza, luego de dudar sobre la dirección a seguir frente a un informe con contrastes sobre las reservas de productos derivados del petróleo en Estados Unidos.

En Londres, el barril de Brent para junio finalizó en 74,00 dólares, una suba de 14 centavos desde el cierre del martes.

En Nueva York, el precio del "light sweet crude" (WTI) para el mismo vencimiento subió 35 centavos, a 68,05 dólares.

Los precios fluctuaron luego de la publicación de cifras semanales de la agencia de información de energía estadounidense (EIA), que mostró un sorpresivo aumento en las reservas de crudo y gasolina en Estados Unidos, así como un nuevo récord de producción en el país.

Pero el documento también informó de una disminución más fuerte de lo esperado en las existencias de otros productos destilados (combustible para calefacción y diésel), así como un nivel histórico para las exportaciones.

"El aumento en las reservas de crudo puede explicarse en que las importaciones han aumentado y las refinerías han reducido su ritmo", dijo Matt Smith de ClipperData.

"Por otro lado, el aumento en las existencias de gasolina es realmente sorprendente ya que el informe de la semana anterior había señalado una demanda particularmente alta" de combustible, agregó.

El mercado también estuvo atento a las discusiones sobre el acuerdo nuclear de Irán y la decisión del presidente Donald Trump respecto a restaurar o no las sanciones al país.

Las sanciones evitarían que Irán exporte su petróleo, lo que socavaría el suministro en el mercado mundial.