La incertidumbre sobre el sendero de las monedas latinoamericanas aumentó fuertemente después de la sorpresiva elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, con probabilidades de nuevas pérdidas repentinas contra el dólar en los próximos meses, mostró el jueves un sondeo de Reuters.

Los estrategas cambiarios revisaron significativamente a la baja sus proyecciones de las monedas para el próximo año, en especial para el peso mexicano, visto como particularmente vulnerable debido a las propuestas de Trump para construir un muro fronterizo y limitar el comercio.

Los 100 primeros días de la nueva administración de Trump deberían ser de volatilidad para casi todas las monedas de mercados emergentes , dijo Tatiana Pinheiro, economista de Santander en Sao Paulo.

Se prevé que el peso cotice a 20.77 por dólar en 12 meses, cerca del mínimo histórico de 21.39 visto en la semana de la victoria de Trump, el 8 de noviembre.

El rango de las estimaciones fue mucho más amplio que en encuestas anteriores, en una señal de que los mercados están muy poco convencidos sobre el panorama para el peso después de que perdió más de 10% tan sólo en unos pocos días luego del triunfo de Trump.

Las proyecciones para el peso en un año variaron entre 18.83 y 27.67 por dólar. Dos encuestas de Reuters en los días previos a las elecciones estadounidenses predijeron correctamente que el peso se debilitaría a entre 20.50 y 21 por dólar inicialmente en caso de que Trump ganara.

Las medianas de las proyecciones para el real y el peso colombiano en 12 meses fueron rebajadas, a 3.49 y 3.150 unidades por dólar, respectivamente.

Desequilibrio

La inestabilidad en los mercados de monedas latinoamericanos llevó a México a elevar las tasas de interés y a Brasil, a moderar el ritmo de los recortes de tasas, en perjuicio de consumidores.

Hay un calendario electoral intenso en 2017 (votaciones locales) y 2018 (elecciones federales, incluyendo presidente) y hay riesgo de que se repudie al establishment, como hemos visto por todo el mundo , dijeron los analistas de Bank of America Merrill Lynch en un informe.

Una reciente escalada de los precios del petróleo después del acuerdo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para recortar la producción podría ayudar a las naciones que explotan el recurso natural.

El escenario de un repunte sostenido del dólar en América Latina es consistente con el panorama para otros mercados de divisas, dadas las expectativas de un ritmo más rápido de alzas de tasas de interés en Estados Unidos con Trump.

Sin embargo, si la volatilidad cede más pronto de lo esperado, el real brasileño podría comportarse mejor que otras monedas de mercados emergentes, porque las tasas de interés de Brasil, en 13.75 por ciento, siguen muy altas, pese a dos rebajas del banco central.