Las desarrolladoras de vivienda, lideradas por URBI, sufrieron ayer su peor sesión del año en el mercado bursátil mexicano. Los títulos de URBI se hundieron 19.20% a 16.88 pesos, su peor nivel en un año. La caída arrastró al resto de las vivienderas y GEO perdió 14.42%; SARE, 9.84%; Homex, 9.32%; Hogar, 5.88% y ARA, 4.96 por ciento. Con esto, el Índice Habita, que reúne a dichas emisoras, cayó 13.27 por ciento.

El desplome del sector tiene que ver con el reporte de URBI , dijo Carlos González, director de Análisis y Estrategia Bursátil de Monex. La generación de flujo de efectivo sigue siendo un tema delicado para las vivienderas. En su reporte preliminar al cuarto trimestre del año, URBI informó de una generación negativa de entre 3,000 y 3,500 millones de pesos para todo el 2011. El mercado esperaba una generación positiva al último trimestre y el desplome no se hizo esperar.

Tuvimos un impacto temporal en nuestra generación de flujo de efectivo durante el cuarto trimestre del 2011 por factores como el retraso en los subsidios del gobierno federal, modificaciones a las inversiones en tanto sigue aumentando la producción de vivienda vertical, destacó Selene Ávalos, directora de Finanzas de URBI, en el reporte preliminar enviado a la BMV.

El tema del retraso en los subsidios es algo que podría afectar a todo el sector, aunque hay que esperar por los resultados de las demás constructoras para saber como lo enfrentaron , citó Carlos Hermosillo, analista de la casa de bolsa Banorte a Reuters.

En el 2011, el sector de vivienda fue el más golpeado en el mercado. El Índice Habita cedió 52.3%, contra la caída de 3.8% del IPC. Con ello, la caza de gangas estuvo a la orden del día al inicio del año. Hasta el lunes, SARE acumulaba en el 2012 una ganancia 63.6 por ciento.

Analistas coinciden en que lo más importante para el sector sigue siendo el flujo de efectivo, aunque, admiten, flujos neutros o negativos son intrínsecos al sector. El manejo de capital de trabajo es muy importante para cualquier empresa industrial y en las constructoras de vivienda absorbe una gran cantidad de su efectivo y determina una parte importante de su rentabilidad , escribió Intercam en una nota del sector.

Esto se agravó en tanto comenzó a construirse más vivienda vertical (edificios) que casas, ya que requiere mayor tiempo para desarrollarlo y venderlo , derivando en mayores inversiones con el fin de ganar cuota de mercado a desarrolladores más pequeños , disminuyendo consigo los flujos de efectivo e incrementando el endeudamiento, elevando su riesgo y disminuyendo el atractivo para los inversionistas , destacó la nota de Intercam.

La transición de la industria hacia una nueva etapa de crecimiento sustentable y los nuevos programas e incentivos implementados por el gobierno federal para expandir la demanda de vivienda presentan grandes oportunidades y retos , dijo Cuauhtémoc Pérez, director general de URBI.

Hacia el resto del año, Carlos González advierte: El sector no luce muy favorable . Mientras que la demanda no se ha recuperado, también hay problemas estructurales , como las reformas que permitan el otorgamiento de créditos a no afiliados al Infonavit y Fovissste.