Adelantándose a un seguro rechazo de la Comisión Europea, guardiana de la competencia en Europa, el gigante estadounidense de la mensajería UPS retiró la OPA a su competidor holandés TNT Express, una operación que le habría permitido consolidarse como el número uno mundial.

La Comisión Europea informó a las dos empresas, en un encuentro el viernes, que se inclinaría por el rechazo de la adquisición dada la oferta actual, dijo el lunes el grupo de Hoofddorp (oeste de Holanda).

Dicho grupo nació de la escisión en 2011 de TNT en dos entidades: TNT Express, que opera en más de 200 países y emplea a unas 77,000 personas, y el grupo postal PostNL, que está principalmente activo en Holanda.

UPS TNT

Convencido de que la operación iba a ser vetada por la UE, UPS ha decidido arrojar la toalla, dijo TNT Express.

Esta oferta pública de adquisición (OPA), que fue anunciada el 19 de marzo pasado por un monto total de 5,160 millones de euros, unos 9.50 euros por acción, iba a concluir este año.

La Comisión Europea inició en julio una investigación sobre la oferta de UPS, debido a sus temores sobre la competencia en el sector de la distribución de los pequeños paquetes.

De hecho, la absorción de TNT Express habría reducido el número de operadores de cuatro a tres.

UPS va a pagar 200 millones de euros por daños a TNT Express, como estaba previsto entre las dos partes en caso de que se retirara la OPA.

Líder mundial de la entrega de paquetes, UPS emplea a unos 400,000 trabajadores. La compra de TNT Express habría convertido al gigante estadounidense en la mayor empresa en Europa de mensajería y logística, ya que el grupo holandés es el número dos de la mensajería rápida por detrás del alemán DHL.

RDS