Mercados

Lectura 1:00 min

ThyssenKrupp dice a inversionista que necesita tiempo para reestructuración

Avatar de Reuters

Por Reuters

La firma ha registrado tres años seguidos de pérdidas, el deterioro de sus finanzas obligó a la compañía a pedir dinero a los accionistas, las adquisiciones importantes sólo han sido parcialmente exitosas, y han surgido problemas de cumplimiento que han sido costosos y vergonzosos.

BOCHUM, Alemania.- El presidente ejecutivo de la acerera ThyssenKrupp Heinrich Hiesinger pidió a los accionistas que sean pacientes el viernes mientras completa lo que está resultando una reestructuración problemática de la compañía.

Desde que llegó al puesto de presidente ejecutivo hace tres años, Hiesinger ha estado intentando pasar el enfoque de ThyssenKrupp, que supo ser un símbolo del poderío industrial de Alemania, desde el volátil sector acerero hasta productos de altos márgenes y servicios como elevadores, plantas industriales y autopartes de alto desempeño.

Sin embargo, sus esfuerzos se han visto obstaculizados. ThyssenKrupp ha registrado tres años seguidos de pérdidas, el deterioro de sus finanzas obligó a la compañía a pedir dinero a los accionistas, las adquisiciones importantes sólo han sido parcialmente exitosas, y han surgido problemas de cumplimiento que han sido costosos y vergonzosos.

Luego de extender varias veces el plazo para hallar un comprador para la unidad Steel Americas de ThyssenKrupp, Hiesinger sólo pudo vender la mitad, una planta estadounidense de procesamiento en el estado de Alabama, lo que dejó a la compañía con una acería deficitaria en Brasil.

Además, un año después de completar la venta de la unidad de acero inoxidable Inoxum a la finlandesa Outokumpu, ThyssenKrupp anunció en noviembre que tendría que retomar partes del negocio -la planta de acero de Terni en Italia y la unidad de aleaciones VDM- en tanto Outokumpu luchaba por refinanciarse.

ThyssenKrupp sigue en camino a convertirse en un grupo industrial diversificado más redituable, dijo el alto ejecutivo, en base a un creciente negocio de bienes de capital en el que sus ingenieros puedan lucirse.

La producción de acero ya representa menos del 30% de las ventas de ThyssenKrupp, y Hiesinger busca seguir invirtiendo en negocios de servicios, ingeniería y construcción para seguir reduciendo la dependencia de la compañía en el acero.

fondos@eleconomista.com.mx

Conéctate con nosotros.

Recibe nuestro newsletter diario con los contenidos destacados.

Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad.