Después de que la acciones de Estados Unidos iniciaron el 2022 marcando récords, este lunes cerraron a la baja sumando su quinta sesión consecutiva con pérdidas.

Sin embargo, el NASDAQ Composite protagonizó un importante repunte hacia el final de la sesión bursátil, ya que algunos inversionistas parecían estar buscando gangas incluso cuando estaban preocupados por el alza de las tasas de interés de la Reserva Federal (Fed).

Además del aumento de los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense, los inversionistas también esperan los datos de inflación de esta semana y lo que significará para el endurecimiento de la política monetaria de la Reserva Federal, según Peter Tuz, presidente de Chase Investment Counsel.

El analista también está preocupado por el impacto de los últimos números de casos de coronavirus en la temporada de ganancias del cuarto trimestre que comienza a finales de esta semana.

Con el NASDAQ Composite recortando sus pérdidas drásticamente durante la sesión, algunos inversionistas aparecieron buscando gangas después de la liquidación de más temprano, según Rick Meckler, socio de Cherry Lane Investments, una oficina de inversión familiar en New Vernon, Nueva Jersey.

El S&P 500 perdió 0.14%, a 4,670.29 unidades, mientras que el Promedio Industrial Dow Jones cayó 0.45%, a 36,068,87 enteros. Por su parte, el NASDAQ Composite ganó 0.05%, a 14,942.86 puntos.

Los operadores han incrementado sus expectativas de alzas de tasas desde que las minutas de la reunión de diciembre de la Fed parecieron indicar un aumento antes de lo esperado.

Goldman Sachs dijo que espera que el banco central de Estados Unidos aumente la tasa de interés de referencia al menos en cuatro ocasiones durante este 2022, en comparación con su pronóstico anterior de tres.

La fabricante de automóviles eléctricos Tesla cayó más temprano, pero sus acciones recuperaron el terreno perdido para subir al final de la sesión y ganar 3.03%, sin embargo, en la primera semana de enero cayó 11.74 por ciento.

Rick Meckler dijo que los inversionistas minoritarios parecieron regresar a las acciones en busca de una ganga después de que el presidente ejecutivo de Tesla, Elon Musk, tuiteara el viernes que el fabricante de automóviles eléctricos aumentará el precio en Estados Unidos de su software avanzado de asistencia al conductor.

Wall Street, sin levantar

En la primera semana del 2022 los principales índices en Nueva York operaron en terreno negativo.

NASDAQ encabeza las pérdidas con un acumulado de 5.62%; seguido por el S&P 500 con un ajuste a la baja de 2.63% y el promedio industrial Dow Jones marcando una racha bajista de 1.41 por ciento.

Por su parte, las empresas estadounidenses con más caídas en este año son las tecnológicas, siendo Tesla (-11.74) la de mayor pérdida. Netflix, por su parte, ha caído 9.63% y Microsoft 6.13 por ciento. También Apple y Amazon caen más de 5%, cada una en lo que va del año.

Fin a racha ganadora

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) registró un retroceso moderado en las negociaciones de este lunes. La plaza accionaria local cedió y puso fin a una racha de cuatro sesiones con avances de forma consecutiva, en un mercado que anticipa alzas a las tasas de interés en Estados Unidos antes de lo planeado.

El principal índice bursátil de la BMV, el S&P/BMV IPC, cerró la jornada con una pérdida de 0.69% a un nivel de 52,835.76 unidades.

Por su parte, el índice FTSE BIVA, principal índice de la Bolsa Institucional de Valores (Biva), cayó 0.76% al nivel de 1,091.54 puntos.

Al interior del S&P/BMV IPC, la mayoría de los componentes terminaron la jornada en terreno negativo, con 23 valores en rojo y 12 en verde.

Las pérdidas fueron encabezadas por las acciones de Cemex, con una caída de 2.17%; la industrial Alfa, con una minusvalía de 1.86%; la panificadora más grande del mundo Grupo Bimbo, cayendo 1.78%, y la administradora y operadora de carreteras de peaje, Pinfra, con una pérdida de 1.50 por ciento.

La Reserva Federal mencionó en su minuta, la semana pasada, que es posible que eleve las tasas de interés antes de lo esperado para responder a la inflación, con un mercado laboral "muy ajustado". Los inversionistas también han mostrado preocupación por el avance de la nueva variante Ómicron de Covid-19. (Con información de José Rivera).