En octubre de este año, la tasa de rendimiento real (una vez descontada la inflación) de los Certificados de la Tesorería de la Federación (Cetes) a 28 días fue de 0.56%, su mejor rendimiento en los últimos 32 meses.

Dicho dato supera la minusvalía de 3.5% en términos reales que generó la inversión en el principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) durante el mismo mes, revelan datos de Banxico, Inegi y BMV.

Con este resultado, la tasa líder del mercado acumula de abril a octubre seis meses consecutivos en terreno positivo.

El regreso de rendimiento en los Cetes se explica gracias a los niveles mínimos históricos registrados en la inflación en los últimos meses, así como por un repunte en términos nominales en la tasa de los Certificados de la Tesorería.

La tendencia de rendimiento real en los Cetes podría continuar en los próximos meses. Se estima cerrar el año con una baja inflación y con la expectativa del incremento en las tasas de referencia en Estado Unidos. Estos instrumentos se vuelven más atractivos para los inversionistas al obtener un rendimiento real positivo, al mismo tiempo de contar con un menor riesgo , refirió James Salazar, analista de CI Banco.

En los plazos de tres y seis meses, los Cetes registraron un rendimiento real de 0.64 y 0.80%, respectivamente, en el mes de referencia.

Atractivo para inversionistas

El atractivo para los inversionistas en títulos de deuda soberana del país regresa al mercado de dinero.

Cabe recordar que hasta abril de este año, la tasa real de los Cetes se ubicaba en terreno negativo, un periodo que duró 18 meses.

Por otra parte, pese al moderado incremento en el nivel de precios al consumidor que se ha observado en la economía, las ganancias en el mercado accionario se han visto afectadas por la mayor aversión al riesgo por parte de los capitales, que ante los constantes temores de un próximo incremento en las tasas de interés en Estados Unidos, los capitales han optado por posiciones de cautela en sus operaciones en Bolsa.

Tan sólo en octubre, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la BMV concluyó en 44, 542.76 puntos, una caída en términos nominales de 1.08% anual, pero con la inflación registrada en octubre de 2.48% la pérdida se profundizó hasta 3.5 por ciento. De esta manera, el IPC acumula tres meses consecutivos de pérdidas reales.

Seguirá la volatilidad

El analista de CI Banco destacó que todavía se espera volatilidad en el mercado accionario y que persista la fortaleza del dólar, consecuencia de la expectativa de alza en las tasas de interés en Estados Unidos, por lo que los inversionistas realizan un reacomodo en sus portafolios de inversión y buscan los mejores rendimientos.

Al realizar un comparativo en dólares del IPC, la pérdida de paridad cambiaria del peso mexicano frente a la moneda de Estados Unidos también ha cobrado efectos negativos para los inversionista en Bolsa. De esta forma, la variación en el principal índice de BMV medido en dólares es negativa en 19.3% anual durante octubre.

En el décimo mes del año, el tipo de cambio interbancario cerró en 16.5070 pesos por dólar, una depreciación de la moneda mexicana de 22.53%, que se traduce en un incremento en el valor del dólar en 3.04 pesos respecto de octubre del año anterior.

[email protected]