El fondo estatal de inversión emiratí International Petroleum Investment Company (IPIC), que controla 100% del accionariado de la petrolera Cepsa, se fusionó con el fondo también emiratí Mubadala Development, en una nueva compañía que cuenta con unos activos de 125,000 millones de dólares.

Según informó el domingo IPIC en su página oficial y la prensa emiratí, la compañía resultante de la unión de los fondos, con sedes en el emirato de Abu Dabi, pasará a llamarse Mubadala Investment Company.

La fusión de Mubadala e IPIC es la decisión correcta para Abu Dabi , asegura este segundo fondo en su web oficial, en la que refiere que dos de las más significativas compañías de inversión en emiratos se unen en una potencia mundial de inversión .

La unificación, anunciada en junio del 2016, se hizo efectiva a través de un decreto del gobernador de Abu Dabi, Jalifa bin Zayed Al Nahyan.

El presidente del consejo administrativo del nuevo conglomerado será el príncipe heredero de Abu Dabi, Mohamed bin Zayed al Nahyan. El cargo de vicepresidente será ocupado por el viceprimer ministro emiratí y ministro de Asuntos Presidenciales, Mansur bin Zayed.

Por otra parte, el primer ejecutivo de Mubadala Development, Jaldun al Mubarak, dirigirá la compañía resultante, que aglutinará a entorno 68,000 trabajadores, según el diario emiratí The National.

Entre los miembros del consejo administrativo estará el ministro de Energía, Suhail al Mazruei, hasta ahora director general de IPIC y presidente de Cepsa, desde el 2015.

Diversificación

El diario Al Watan agregó que se espera que tras la reunión del nuevo consejo administrativo se conozca la estructura de la nueva compañía y sus divisiones, que van desde la energía hasta la tecnología aeroespacial, pasando por la defensa, la información, la tecnología y la metalurgia.

La nueva empresa contará con una producción de gas y petróleo de 850,000 barriles de equivalente de petróleo por día (boepd, por su sigla en inglés) incluyendo la subsidaria Cepsa y la petrolera japonesa Cosmo Oil, de la que el fondo controla 21 por ciento.