Madrid.- La empresa española Sacyr registró en el pasado año unas pérdidas de 495.93 millones de euros, después de los 977.54 millones de 2012, afectado por contratiempos excepcionales, como el impacto de la crisis en la ampliación del Canal de Panamá.

"Sin tener en cuenta estos impactos, el resultado neto del grupo en 2013 hubiera sido de 103 millones de euros positivos con un Ebitda de 585 millones de euros", afirma Sacyr en un comunicado, que señala que la obra de ampliación del Canal de Panamá le han supuesto unas pérdidas contables de 127 millones de euros después de impuestos.

mac