Las relaciones internacionales y la geopolítica en Medio Oriente fueron nuevamente sacudidas, después de que un avión de combate ruso fuera derribado cerca de la frontera entre Siria y Turquía por una supuesta violación del espacio aéreo del miembro de la OTAN en repetidas ocasiones.

Uno de los resultados de este hecho fue la muerte de uno de los pilotos y la supuesta captura del otro por parte de los yihadistas del Estado Islámico (EI) que ocupan territorio fronterizo en Siria.

Inmediatamente, las tensiones entre los dos Estados no se hicieron esperar. Mientras los rusos argumentaron que no era su intención invadir espacio aéreo turco, la cúpula militar turca aseguró que el caza bombardero, tipo Su-24, no hizo caso a las cerca de 10 advertencias.

En un tono severo, el presidente ruso, Vladimir Putin, declaró que nunca toleraremos crímenes como el cometido hoy , y enfatizó que el avión estaba un kilómetro dentro de Siria.

El conflicto entre Rusia y Turquía, antiguos enemigos de la Guerra Fría, tuvo un efecto negativo en el comportamiento de las acciones en las bolsas de dichos países y de Europa.

De esta manera, el índice BIST de la bolsa turca bajó 4.39%, mientras la rusa cerró en -3.38%. En Francia, el CAC 40 cayó 1.41 por ciento.

De acuerdo con los analistas, frente a la inestabilidad en las relaciones, cualquier suceso violento e incluso bélico puede ocurrir, lo cual motivaría el alza actual de los precios del petróleo y la inversión en activos como la deuda pública y los bonos soberanos.

En los mercados del mundo, los bonos estuvieron en verde. Así, en Estados Unidos reportó un alza de 1.2%; Alemania, de 1.3%; Inglaterra, de 1.16%; España, de 1.25%, e Italia, de 1.32 por ciento.

Intentando calmar la marea

Como parte de un recorrido diplomático que busca consolidar una coalición mundial para avanzar en la lucha contra el EI, el presidente de Francia, François Hollande, se reunió en la Casa Blanca con su homólogo Barack Obama, quien anunció que apoyará a Francia, pero que al igual que este país, no desplegaría una ofensiva militar con tropas en los territorios de Irak y Siria. Sin embargo, intensificarán los ataques aéreos.

En la rueda de prensa tras el encuentro, ambos mandatarios hicieron un llamado a la calma a Rusia y Turquía.

En todo caso, la tensión generada por el derribo del avión dificultaría la alianza entre Rusia y Estados Unidos, junto con el bloque de aliados europeos en contra de EI, teniendo en cuenta que Estados Unidos y Francia hacen parte de la OTAN.

Un encuentro de emergencia entre 28 miembros del organismo fue realizado en Bruselas. Allí, los diplomáticos presentes en la reunión dijeron que defienden las acciones de Rusia, y la mayoría expresó su preocupación porque Turquía no escoltó al caza hasta que saliera de su espacio aéreo.

El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, canceló una visita a Turquía prevista para el miércoles y el Ministerio de Defensa dijo que está preparando medidas para responder a los incidentes.

Finalmente, el presidente estadounidense hizo referencia en la rueda de prensa a la emisión de una alerta global sobre viajes en medio de búsqueda de atacantes de París. Poco tiempo después, hombres armados tomaron rehenes en la ciudad de Roubaix, en el norte de Francia, tras una serie de disparos, expresó una fuente policial a Reuters. Esto exacerbó el miedo al terrorismo, aunque todavía no existe una relación directa entre estos hechos y el atentado en París.

PIB de Estados Unidos creció más de lo esperado

En una jornada repleta de noticias para los inversionistas, pesaron más las amenazas a la seguridad global que la revisión al alza del dato del crecimiento del PIB de Estados Unidos, que finalmente aumentó 2.1% en el tercer trimestre del año. Adicional a eso, una encuesta entre analistas divulgada por Bloomberg, reveló que 79% del mercado cree que, ante los datos económicos recientes, la Fed subirá sus tasas de interés en la reunión de diciembre.

[email protected]