La riqueza neta de las familias en Estados Unidos creció a un nuevo máximo a fines del año pasado por un alza en el valor de los bienes raíces y de las acciones, además de un crecimiento de las cuentas bancarias.

La Reserva Federal dijo el jueves que la riqueza neta aumentó en 2.95 billones de dólares a 80.66 billones de dólares durante el cuarto trimestre, superando el récord anterior.

El valor de las propiedades familiares, bienes de consumo, depósitos bancarios y acciones subieron durante dicho trimestre.

La Fed dijo que las riquezas netas de las familias subieron 14% en todo el año, impulsadas por un alza de 5.6 billones de dólares del valor de las acciones y un aumento de 2.3 billones de dólares en el valor de los bienes raíces.

El banco central estadounidense ha usado una política monetaria ultraexpansiva para alentar a una recuperación del mercado inmobiliario tras la severa recesión de 2007-2009, medida que también ha llevado a las acciones estadounidenses a tocar máximos históricos.

Los incrementos de la riqueza familiar facilitan el endeudamiento de las familias contra el valor de sus casas, mientras que un avance general en la riqueza hace que los consumidores se sientan más seguros gastando su dinero.

El crecimiento de la deuda de las familias sufrió una caída a un ritmo anual de 0.4% durante el cuarto trimestre, desde 3.0% del tercer trimestre del 2013, mientras que las deudas hipotecarias disminuyeron.

Por su parte el endeudamiento neto llegó a los 13.11 billones de dólares.