Los precios del cobre subieron el lunes, ya que el foco de los inversionistas volvió a los riesgos para los suministros desde Chile e Indonesia, pero el avance fue limitado por los efectos de la sorpresiva decisión del banco central de China de la semana pasada de ajustar su política monetaria.

El Banco Popular de China sorprendió el viernes a los mercados al elevar sus tasas de interés a corto plazo en el primer día laboral luego de la celebración del Año Nuevo Lunar, en una nueva señal de ajuste monetario a medida que su economía empieza a estabilizarse.

En cuanto a los problemas de oferta, los trabajadores de la mina Escondida en Chile, el mayor yacimiento de cobre del mundo, se aprestaban a reanudar el diálogo con representantes de BHP Billiton, después de que la minera solicitara la mediación del gobierno para intentar evitar una huelga.

En Indonesia, Freeport-McMoRan Inc, la mayor minera de cobre global con operaciones en Bolsa, dijo que eliminará puestos de trabajo, recortará gastos y disminuirá su producción en la nación asiática si no obtiene permiso del gobierno para exportar a mediados de febrero.

Los riesgos (de la baja de suministros) de Chile e Indonesia podrían haber sido incorporados por el mercado por el momento (...) pero si se produce una huelga eso creará una reducción de la oferta de cobre , comentó Hunter Hillcoat, analista de la industria de minería de Investec.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres avanzó 1.3%, a 5,847 dólares la tonelada. El metal industrial retrocedió 1.9%, su mayor declive diario desde el 19 de diciembre, ante la preocupación por el alza de los tipos de interés en China. En cuanto a otros metales básicos, el níquel subió 2.2%, a 10,450 dólares la tonelada, mientras que el zinc bajó 0.1%, a 2,792 dólares por tonelada, también afectado por el aumento de tasas en China.