Arrancamos con la vuelta al mundo de los commodities, reconociendo que los energéticos siguen en caída libre; la realidad es que con energéticos deprimidos se exhibe una caída real en el crecimiento del mundo. China era una aspiradora de consumo bajo el ritmo al nuevo modo chino, ese nuevo estilo que es altamente dependiente del consumo interno, y ahí es donde ese mercado aún tiene que madurar; la transición de la economía china nos mostró una explosión que hizo pensar al mundo que duraría para mucho tiempo, y nos quisimos acostumbrar a esas nuevas capacidades. Lógicamente nada dura para siempre, y hoy China nos enseña que todo depende de ciclos; estamos en uno de dudas, por donde volteamos.

Europa tiene que seguir apoyando sus economías con las compras de activos que hace el banco central, el famoso alivio cuantitativo (QE, por su sigla en inglés) europeo. Japón se encuentra en una depresión económica que tiene años y está siendo insostenible.

Brasil: hundiéndose en desconfianza empresarial y una mala agenda política. Y el que queda en la línea de dominancia es la unión americana, no por sobresalientes, simplemente porque son los menos peores, y así, con una economía estable, y creciendo moderadamente, una tasa de desempleo baja y la creciente realidad de ser más disciplinados con el gasto público, el dólar norteamericano se fortalece sin que moneda alguna pueda hacer más que devaluar en consecuencia; en México de eso sabemos, hemos visto una devaluación fuerte y ahí es donde la historia de los commodities se está vigorizando.

Los commodities tasados en dólares son caros para quien los necesita importar, y si la situación económica de los importadores del mundo no es pujante, la cadena de suministro adelgaza sus márgenes y, por ende, la creación de empleo y riqueza; ésa es la historia que vemos con dos ángulos interesantes, los países que tiene vocación exportadora en commodities experimentan sectorialmente un alto grado de competitividad, esto es, por ejemplo, lo que sucede con los productores agrícolas de Sudamérica. Mientras sus monedas se devalúan, al exportar maíz, soya, trigo, cárnicos, azúcar, café y demás, cobran dólares que cambian a mayores tasas de conversión en monedas locales, dando un efecto de beneficio económico de dichos eslabones productivos.

Para darte un ejemplo, hoy el productor brasilero que vende soya al mundo está cobrando en reales más dinero que cuando la soya estaba en precios récord, sin embargo, la soya en dólares ha caído más de 50% de esa marca récord, el tema es que la devaluación del real les da a los exportadores un ingreso multiplicado; y eso no es todo, la caída de los energéticos facilita fletes marítimos muy baratos, hoy puedes cubrir la ruta de Santos o Paranaguá a China con soya en un barco Panamax a precios mínimos, y así, a los productores que tienen moneda fuerte no les queda más que ver sin poder hacer mucho, los norteamericanos han perdido competitividad al punto en que se están armando envíos de harina de soya y maíz a costas de las Carolinas desde Argentina a mejor precio que si les llegara dicho producto del midwest; el productor norteamericano ha decidido ser paciente y no vender, esperando que los precios levanten y puedan tener mejores ingresos, pero ésa es una apuesta tóxica ante el amplio caudal de inventarios agrícolas en el mundo, justo ahora estamos en la etapa definitiva del ciclo agrícola sudamericano, en cosa de un mes más empezaremos a ver labores de cosecha y las cosas no van mal, se espera otro robusto ciclo agrícola sudamericano que se encima a inventarios de cosecha viejos y que aún no se vende, debe entrar al mercado en algún momento no muy lejano y la fuerza del dólar es una invitación a ser más agresivos. Pasado este capítulo, los norteamericanos en la primavera siembran otro ciclo agrícola y, si el clima permite... más de lo que no se puede comercializar.

Hay muchos temas que tratar, así que dejamos el diálogo para más adelante. Sólo te pregunto si para eso de administrar tus riesgos estás en buenas manos. Ánimo y hasta la próxima.

[email protected]