Los precios de los crudos de referencia podrían presentar incrementos al finalizar el año, en donde el Brent podría concluir 2012 con un precio de 120 dólares el barril, estimaron analistas de Bank of América Merill Lynch (BofAML).

En su Semanario Global de Energía, la firma precisó que de esa manera al cierre del cuarto trimestre de este año, el crudo de referencia en Europa podría promediar en 114 dólares el barril, superando el pronóstico previo que era de 108 dólares.

Ello, agregó, es resultado de la reducción de los riesgos del crecimiento global, sumado a una liquidez que fluye de los bancos centrales, lo que promueve un impulso a la deprimida confianza empresarial del mundo.

Por su parte, del lado de la oferta se percibe mucho apoyo para los precios del petróleo, gracias a una serie de interrupciones de la producción, que van desde el Mar del Norte, a Yemen, Siria, China y Brasil.

En conjunto, los analistas de BofAML pronosticaron que las recientes disrupciones (planeadas y no planeadas) superan los 1.2 millones de barriles al día, contra la oferta del año pasado.

Como resultado de ello, los spreads del Brent se han fortalecido a pesar de la inminente temporada de mantenimiento a las refinerías.

De esta manera y en vista de estas continuas disrupciones, la empresa prevé que la oferta fuera de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEC, por sus siglas en inglés) crezca en promedio 0.2 millones de barriles al día en la segunda mitad del año, contra los 0.6 millones generados en el primer semestre.

Ante este panorama y en caso de que los precios continúen subiendo, ignorando la posibilidad de que Arabia Saudita venga al rescate , BofAML consideró que las preocupaciones sobre la capacidad excedente podrían regresar.

klm