El costo del crédito cayó en toda la zona euro este martes por señales de que algunos responsables del Banco Central Europeo (BCE) están dudando sobre si anunciar este mes un distanciamiento de la política monetaria ultraexpansiva, lo que trajo algo de alivio al maltratado mercado de bonos.

Los funcionarios del banco central han estado nerviosos por un fortalecimiento del euro y de los rendimientos de los bonos gubernamentales desde que el presidente del BCE, Mario Draghi, abrió hace una semana la puerta a un ajuste de la política monetaria.

Algunos funcionarios temen que se abandone la antigua promesa de expandir o prolongar el programa de compra de bonos del BCE de 2.3 billones de euros, si es necesario, para alcanzar la meta de inflación cercana al 2 por ciento.

El economista jefe del BCE, Peter Praet, dijo el martes que los bajos costos de endeudamiento y, a su vez, la política monetaria expansiva del banco dependen de la inflación en la zona euro.

Las expectativas son que el BCE discuta cambios a su política monetaria en su reunión del 20 de julio.

"Las noticias ofrecen un apoyo al mercado de bonos", dijo Rainer Guntermann, estratega de tasas de interés de Commerzbank.

Los rendimientos de los bonos de los gobiernos de la zona euro cayeron entre 1 y 3 puntos básicos, desde sus máximos recientes.

En Alemania, el emisor de bonos de referencia del bloque, los rendimientos de los papeles a dos años cayeron 3 puntos básicos a un mínimo de una semana de menos 0.61 por ciento. El retorno del Bund a 10 años cedió dos puntos básicos a un 0.48% desde un máximo de tres meses y medio al que llegó el lunes.

[email protected]