Las acciones de la automotriz francesa Renault se desplomaron el jueves, luego de que unidades francesas antifraudes allanaron las instalaciones del fabricante de autos, impulsadas por el escándalo de emisiones de Volkswagen. Después se recuperaron un poco, tras el anuncio de la empresa de que las pruebas no descubrieron ningún software que falsee los resultados de las pruebas de las emisiones.

En la Bolsa de Valores de París, los títulos de Renault cayeron 10.28% luego de ir abajo 22% más temprano en la jornada.

Los medios de comunicación franceses informaron que el sindicato CGT Renault divulgó una declaración que describe los allanamientos en múltiples sedes centradas en supervisar los motores.

Un funcionario de la unidad antifraudes del ministerio de Finanzas francés dijo que realizaron allanamientos en Renault la semana pasada.

No encontraron nada

Renault informó en un comunicado que los allanamientos estaban vinculados con exámenes aleatorios que las autoridades francesas están llevando a cabo para ver si están equipados con software del tipo que se encontró en los vehículos de Volkswagen el año pasado.

En el caso de Volkswagen, el programa informático ayudaba a los autos con motores diésel a falsear las pruebas de emisiones en Estados Unidos.

Renault informó que ese tipo de dispositivo no ha sido encontrado en los cuatro vehículos de su marca que han sido verificados hasta ahora, lo que calificó como buenas noticias para la empresa que intenta reducir aun más las emisiones de sus autos.

El allanamiento a las oficinas de Renault se llevó a cabo luego de que los motores diésel del fabricante galo y varios de otros países incumplieron las normas de emisiones de CO2 y óxidos de nitrógeno, indicó la ministra de Ecología francesa este jueves.

Las acciones de la armadora francesa se recuperaron para cerrar abajo 10.3%, en 77.65 euros.

La ministra de Ambiente, Ségolène Royal, confirmó que no se encontró software tramposo en Renault ni en otros vehículos franceses o extranjeros que han sido verificados. Sólo se ha hallado en los carros de Volkswagen.

Los accionistas pueden estar tranquilos. Los empleados pueden estar tranquilos , declaró Royal en una conferencia de prensa.

Arrastra mercados

El desplome de las acciones de la automotriz Renault en la Bolsa de París arrastró a los principales mercados de Europa, que terminaron sus operaciones bursátiles con nuevas pérdidas generales.

La mala jornada de este jueves la lideró la Bolsa de Lisboa, que sufrió una caída de 2.41%, seguida por el mercado de París con 1.80%, mientras que el índice FTSE-100 de Londres registró la menor pérdida, al ceder sólo 0.70 por ciento. (Con información de AFP y Reuters)

[email protected]