La marca de ropa estadounidense Ralph Lauren se encuentra en serios problemas financieros.

Según publicó The Wall Street Journal (WSJ), sus ganancias cayeron 50% desde el 2014, provocando que su valor de capitalización bursátil cayera 8,000 millones de dólares, cuando hace tres años era el doble.

Las respuestas sobre cómo la marca enfrentará esta crisis las dio Stefan Larsson, actual presidente ejecutivo de la compañía.

Larsson explicó que en su diagnóstico la compañía tiene demasiadas marcas y tiendas minoristas; depende demasiado de las grandes tiendas departamentales, donde abundan los descuentos y el sistema de inventarios es ineficiente . Según explicó al diario, la primera medida es una reestructuración que cerrará 50 tiendas y se recortarán los envíos a las tiendas departamentales, con la esperanza de que la escasez disminuya los descuentos .

Despedirá a 1,000 trabajadores, que representan 8 % de la fuerza laboral.

Durante los últimos tres años, nuestro desempeño ha sido decepcionante y no está a la altura de la fortaleza de la marca , dijo Larsson.

La marca de ropa espera obtener un ahorro de entre 180 y 220 millones de dólares anuales. Según WSJ, el mayor problema ha sido los costos de producción. Los gastos generales ascendieron a 45.8% de las ventas en el último año completo, comparado con 42.2% hace dos años . Ralph Lauren informó que sus ventas para este año caerán 12%, tras un descenso de 3%, y que alcanzará los 7,410 millones de dólares para abril del 2017. Un escenario opuesto se ha producido en PVH Corp, empresa dueña de las marcas Calvin Klein y Tommy Hilfiger, cuyos gastos han descendido y alcanzan 41.3% de las ventas en su año más reciente.

Ralph Lauren finalizó el ejercicio anterior con 493 tiendas propias, de las cuales 144 son de la cadena Ralph Lauren, 77 de Club Monaco y 272 de Polo. En el último año fiscal, la compañía levantó la persiana de 27 nuevos establecimientos propios y 47 locales franquiciados. (Agencias)

valores@eleconomista.mx