Londres - Dos índices bursátiles de los mercados europeos cayeron este jueves y cerraron en su nivel más bajo del 2013, liderados por el descenso de las acciones de Sanofi tras sus resultados y en medio de una persistente preocupación acerca de la debilidad económica de la región.

Sin embargo, muchos inversionistas esperan que el descenso del mercado tenga una duración relativamente corta y sea leve, porque los fondos siguen buscando colocar dinero en las acciones -que tienen mejores rendimientos- antes que en bonos.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 cerró con un descenso del 0.33%, a 1,148.28 puntos, su nivel más bajo desde el 31 de diciembre.

En tanto, el índice Euro STOXX 50 perdió 0.74% y cerró en 2,597.92 puntos, su cierre más bajo desde comienzos de diciembre.

El jefe del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, dijo que la debilidad de la economía continuará aquejando a la región, que ha sido golpeada por una crisis de deuda soberana, en la primera parte del 2013.

El Euro STOXX 50 subió alrededor de 30% entre junio del 2012 y enero de este año por expectativas de que la promesa del año pasado de Draghi de proteger el euro de la crisis de deuda de la región había reducido el riesgo de una implosión de la economía europea.

Desde entonces, muchos inversionistas han estado buscando motivos para vender acciones y recoger los beneficios provenientes del repunte, y los decepcionantes resultados corporativos y los persistentes temores en torno a la economía europea han llevado a algunas ventas.

La farmacéutica francesa Sanofi resaltó la disparidad de los resultados corporativos en las principales compañías europeas hasta ahora, al advertir que sus utilidades podrían caer este año.

Esto provocó una caída de 4% en sus acciones, lo que convirtió al valor en el principal lastre del FTSEurofirst 300.

En cambio, las acciones del banco noruego DNB avanzaron 7.3% y fueron las que más ganaron en el referencial luego de que el banco reportó utilidades mayores a las esperadas.

Varios operadores esperan que los mercados bursátiles europeos tengan movimientos laterales durante febrero debido a la incertidumbre sobre el resultado de las elecciones italianas de este mes, pero luego reinicie la trayectoria alcista hacia el final del trimestre.

EGV