Si recordamos que en las licitaciones pasadas el porcentaje de adjudicación también ha resultado favorable para el país, podemos observar que hemos tenido una evolución importante en términos de transparencia, competitividad y un mayor número de participantes en el sector energético mexicano.

Esta licitación busca tener una mayor producción de petróleo y gas, elevando el nivel de reservas probadas y probables, al mismo tiempo que aumenta la creación de empleos e ingresos dentro del país.

La zona de mayores áreas adjudicadas fue la de las Cuencas del Sureste, donde geológicamente existe mayor viabilidad para los proyectos. Asimismo, el hidrocarburo de mayor interés dentro de la subasta fue el aceite ligero, comparable con otros crudos pesados, que por sus condiciones podría tener mayores costos y menores precios, además del gas, que enfrenta mayores dificultades en el mercado actual, derivado de que su precio en la región de Estados Unidos es bajo; sin embargo, cabe señalar que ayer se asignó el contrato del área 15, el cual era de gas somero.

Adicionalmente, resulta interesante la diversidad observada en términos de participantes y ganadores.

Los 20 participantes provenían de 13 nacionalidades distintas y finalmente, los ganadores resultaron ser de 10 nacionalidades diferentes; por un lado, 70% de los contratos adjudicadas fueron ganados por empresas provenientes de Europa, mientras que 11% se asignaron a empresas de Asia y 20% restante a empresas de origen Mexicano y Colombiano.

El día de hoy, se estará dando el fallo definitivo, anunciando las áreas contractuales y las empresas ganadoras de cada una. Posteriormente, dentro de 90 días siguientes se estará llevando a cabo la firma de cada uno de los contratos.

Asimismo, cabe señalar que la licitación se llevó a cabo en un ambiente de competitividad global, donde, de acuerdo con el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, existen 73 bloques exploratorios a nivel mundial subastándose, con profundidades similares a los 15 ofrecidos en esta ronda; 42 bajo la modalidad de producción compartida en países como Camerún, China, Egipto, Guinea, India, Indonesia, Irán, Malasia, Malta y 31 más bajo el régimen de concesiones en Australia, Brasil, Croacia y Venezuela.

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, el porcentaje de utilidades que el gobierno federal estará recibiendo ayudará a tener un mayor ingreso, apoyando los planes de consolidación fiscal dentro del país.

Todos los contratos asignados tienen un componente de progresividad, el cual contempla que de existir algún resultado positivo fuera de lo previsto, ya sea producción mayor a la esperada o precios por arriba de los estimados, el porcentaje de utilidades que recibiría el Estado podría ser mayor. Asimismo, derivado del resultado de las propuestas económicas del área contractual número 9, el gobierno federal recibirá un pago de 30 millones de dólares, el cual proviene de la propuesta de pago en efectivo en caso de empate.

La Ronda Uno y la primera licitación de la Ronda dos nos da como resultado al día de hoy una adjudicación de 48 contratos, considerando los 10 asignados el día lunes pasado.

El próximo 12 de julio del 2017, se llevarán a cabo las Rondas 2.2 y 2.3, donde será necesario estar atentos al desarrollo de éstas, ya que aproximadamente el restante 70% de los contratos son de gas y podría dificultar su atractivo debido a las condiciones de mercado actuales; sin embargo, los resultados totales han mostrado ser positivos y esperamos que esta tendencia pueda continuar.

*Montserrat Araujo Nagore es analista Jr. en Interacciones Casa de Bolsa.