Las acciones de ProShares Bitcoin Strategy (BITO), el primer ETF relacionado con futuros de bitcoin, sube cerca de 3.80% en debut en la Bolsa de Nueva York este martes, fluctuando en un precio de 41.50 dólares por unidad.

El fondo cotizado en Bolsa (ETF) está vinculado a los contratos de futuros de bitcoin que se negocian en la Bolsa Mercantil de Chicago, y no directamente en la moneda digital, ya que es un activo que aún no está regulado.

Tras el lanzamiento del instrumento vinculado a la criptomoneda más grande, el precio de bitcoin ha subido hasta 63,412.31 dólares, reflejando un alza de 2.32% respecto a su negociación del lunes. Este es el mayor nivel que ha alcanzado desde el pasado 13 de abril, cuando tocó los 63,519.81 dólares, de acuerdo con datos del sitio Coindesk.

Por su parte, la la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos o la SEC, escribió ayer lunes en su cuenta de Twitter que “antes de invertir en un fondo que tiene contratos de futuros de Bitcoin, asegúrese de sopesar cuidadosamente los posibles riesgos y beneficios”.

Indicó, mediante un boletín, que un contrato de futuros de Bitcoin es un acuerdo estandarizado para comprar o vender una cantidad específica de Bitcoin a un precio específico en una fecha determinada en el futuro.

En los Estados Unidos, bitcoin es una materia prima y el comercio de futuros de materias primas debe realizarse en bolsas de futuros reguladas y supervisadas por la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos (CFTC).

La SEC y los analistas consultados recomendaron que los inversionistas que estén considerando en invertir en un fondo que compra o vende futuros de bitcoin deben considerar el nivel de riesgo que están asumiendo, ya que todas las inversiones en fondos implican riesgo de pérdida financiera.

Indicaron que existe la posibilidad manipulación en el mercado subyacente de efectivo o "al contado" de bitcoin, además, los precios de los contratos de futuros pueden variar según los meses de entrega y diferir del precio al contado del producto básico subyacente.

Debido a que los contratos de futuros vencen periódicamente, pueden registrarse fluctuaciones en la exposición de la cartera, ya que las posiciones de futuros que vencen generalmente se incorporan a nuevos contratos, alertó la SEC.